Adaptabilidad y durabilidad del césped sintético

Existen dos grandes razones por las que el césped sintético es el favorito de empresas y particulares. En primer lugar, su capacidad de adaptación a todo tipo de superficie y de clima; y, en segundo lugar, su larga vida útil en perfectas condiciones estéticas y de funcionamiento.

El césped sintético puede instalarse sobre cualquier superficie y está diseñado para tolerar climas extremos y cambios bruscos de temperatura. La nieve no congelará el pasto ni lo quebrantará de ninguna manera. El calor del verano no lo derretirá ni secará. Su resistencia a los rayos UV impide que el pasto artificial pierda la viveza de su color o se incendie.

En épocas de lluvia no se encharcará gracias a su eficaz sistema de drenaje; la humedad constante no producirá en el pasto ningún tipo de hongos ni sustancia alguna que afecte su adecuado funcionamiento. Con los mantenimientos mínimos apropiados un césped artificial de alta calidad puede tener una vida útil entre los 10 a 15 años aproximadamente.

Escoger el tipo de césped dependerá del uso que se le dará, pero si usa césped artificial siempre nos escogerá. Trabajamos con materiales de alta calidad a lo largo y ancho de Chile: Santiago, Paine, Hualpén, Quillota, Curicó, Punta Arenas, San Fernando y demás regiones del territorio nacional para ofrecerle lo mejor en pastos sintéticos.