¿Es el pasto sintético para jardín, un lugar seguro para los niños?

El pasto sintético para jardín está elaborado con productos que son fáciles de limpiar, ecológicos, libres de plomo, resistentes y suaves al tacto. El pasto sintético para jardín es un producto no inflamable, por lo tanto no representa un peligro de incendio. El pasto sintético para jardín tampoco es un producto toxico, dejando de ser por esta característica una amenaza para la salud.

Las fibras del pasto sintético son bastante fuertes y resistentes, por lo que sería imposible que un niño arrancara dichas fibras con sus manos.

El pasto sintético para jardín es fácil de limpiar. Para remover el polvo, hojas caídas o cualquier tipo de desecho orgánico se puede utilizar una sopladora eléctrica.

Para eliminar la orina o el excremento de las mascotas se puede utilizar una manguera con agua haciendo un poco de presión sobre las mismas. Las demás manchas se pueden lavar con cualquier detergente o jabón siempre y cuando éste sea suave, esto quiere decir que es fácil mantenerlo limpio para el uso de los niños.

El arena de sílice que se utiliza como relleno en el pasto sintético para jardín es seguro ya que no sale a la superficie por mas que se le dé un uso diario y constante. Esta arena que usa como relleno le brinda alcolchonamiento a la superficie de pasto sintético.

Además de esto también se le puede añadir tapetes de goma o hule debajo del pasto sintético para hacerlo más seguro para los niños, reduciendo considerablemente el impacto de cualquier caída.