Pasto sintético: Césped artificial para Playground

Partiendo de la premisa que la seguridad de los más pequeños del hogar es fundamental, así como la limpieza de las áreas donde juegan y se desarrollan diariamente, expertos recomiendan desde hace algún tiempo las superficies de pasto sintético para los espacios de esparcimiento Playground.

Se trata de un césped artificial que permite convertir los espacios de distracción en centros de diversión prácticos y libres de contaminación.

Las alfombras de pasto sintético están certificadas bajo estrictas normas sanitarias y de carácter hipoalergénico. Permiten tener los mismos beneficios que el pasto natural y entregan la apropiada protección en caso de caídas, abrasión o cortes.

Cabe destacar que el uso de pasto sintético para áreas de tránsito infantil ha ido en ascenso, esto debido a las múltiples ventajas que otorga su instalación. Este tipo de material no da cabida a plagas invasivas que puedan representar peligro para los niños.

En la misma línea, el césped artificial para Playground no pierde pelo y textura por el tráfico de pisadas y los juegos, siempre luce verde y sin manchones derivados de la resequedad.

La arena de sílice sirve para darle más firmeza al pasto y para que los filamentos se mantengan erguidos, nosotros tenemos la mejor arena del país. La que es más limpia de todos los proveedores existentes.

En el aspecto profesional de los proyectos, el pasto sintético ornamental cuenta con las últimas aplicaciones en tecnología, dando por resultado áreas de diversión impecables, una imagen que refleja limpieza y calidad.

La limpieza del espacio se convierte en una tarea fácil y de rápida realización ya que el césped artificial no genera lodo, malezas, ni hongos, ayudando también en la limpieza de los espacios interiores del hogar.

Las áreas verdes de juego estarán siempre disponibles, sin importar los cambios climatológicos, el pasto sintético drena de mejor manera que el natural.

Asimismo, es fundamental que los padres tengan presente que usando este material no tendrán condiciones propicias para alergias, no irrita el conducto respiratorio de los menores, ni aumenta la humedad en el ambiente.