Pasto sintético, rentabilidad y sustentabilidad para los espacios públicos

En primer lugar, el pasto sintético es ecológicamente sustentable. No produce emisiones de efecto invernadero y permite un ahorro del 100% del agua que se usa para el riego de la hierba natural. Es resistente a los rayos ultravioleta (UV) por lo que es, prácticamente, ignífugo y mantiene el color intacto pese a la continua exposición a la luz solar.

Los espacios públicos son aquellos donde la comunidad se ve y se reconoce, donde hace vida civil y en donde invierte, a través de su gobierno, importantes sumas de dinero cada año. Estas grandes extensiones de tierra requieren de muchos cuidados de mantenimiento que son costosos y ecológicamente insostenibles. En este sentido, el pasto sintético es la alternativa por la que todo gobierno y comunidad responsable optaría.

En segundo lugar, el mantenimiento es poco frecuente, verde y económico, por lo que el gobierno de la ciudad ahorraría una importante suma de dinero de sus fondos pudiendo destinarlos a necesidades más urgentes de la comunidad.

Escoger el tipo de césped dependerá del uso que se le dará, pero si usa césped sintético siempre nos escogerá. Trabajamos con materiales de alta calidad en todo Chile: Santiago, Paine, Villa Alemana, Hualpén, Quillota, Viña del Mar, Punta Arenas y demás regiones del territorio nacional.