Pasto sintético, seguridad y durabilidad para los espacios públicos

Algunas de las ventajas del pasto sintético es la propiedad hipoalergénica de sus materiales, por lo que todos podrán disfrutar del contacto con el pasto sin sufrir irritaciones o alergias; además, no alberga insectos ni ácaros que pongan en riesgo a pequeños y adultos mientras hacen uso de estos espacios.

Con una durabilidad aproximada de entre 15 a 25 años y menores requerimientos de mantenimiento, el pasto sintético se conserva tanto en apariencia como en funcionalidad en perfecto estado.

Su resistencia a los elementos, luz, agua, cambios bruscos de temperatura, entre otros, lo convierte en la alternativa ideal para recubrir los espacios públicos ornamentales y de esparcimiento de nuestra ciudad.

Escoger el tipo de césped dependerá del uso que se le dará pero si usa césped sintético siempre nos escogerá. Trabajamos con materiales de alta calidad a lo largo y ancho de Chile: Santiago, Buin, Hualpén, Viña del Mar, Talagante, Villarrica, Alto Hospicio y demás regiones del territorio nacional.