El pasto sintético del futbol 7

Las canchas creadas para futbol 7 son de pasto sintético, esa es casi una norma  en este deporte ideal para  niños, ya que se trata de una disciplina derivada del futbol tradicional, en la que debido a las dimensiones de la cancha y al reducido número de jugadores, cada participante entrará más en contacto con el balón, se enfrentará más a menudo, y anotará más goles por tiempo, además, el arquero estará más activo. Esto hará que los niños se diviertan más y no se desanimen esperando a que el balón les llegue. Los jugadores son 7 en cada equipo, pudiendo estar 12  en plantilla relevándose según se requiera.

En el futbol 7 el pasto sintético es fundamental, ya que debido a  la intensidad de los partidos, habrá más caídas que en el futbol 11, y nada como un césped artificial para amortizar los impactos. Por otro lado, las zapatillas que se emplean en este deporte son lisas, no de tacos, aquí el pasto sintético aporta su cualidad anti resbalante que reduce los resbalones.

Otra ventaja que aporta el césped artificial en una cancha de futbol 7, es que no produce alergias, además, una cancha de pasto artificial no  alojará insectos, no se quemará por el sol inclemente, ni sufrirá pelones, tampoco será necesario regarlo ni podarlo, mucho menos tratarlo con insecticidas, y lo mejor, podrá ser utilizado todo el año sin importar la estación en la que nos encontremos ni el clima, inclusive la cancha puede ser instalada bajo techo. Bien sabemos que a diferencia del pasto artificial, el natural no prospera si no recibe luz solar directa.

La limpieza de este tipo de césped es otra  ventaja, ya que requerirá una simple cepillada en dirección contraria a las fibras, o en todo caso una lavada  con jabón suave.