La importancia del calzado en una cancha de césped artificial

Hoy en día, casi todas las canchas de futbol tienen césped artificial, de ahí que se hayan realizado  estudios que han tratado de determinar, qué césped es más provechoso para el rendimiento de los jugadores,  y sobre qué tipo de césped se producen más lesiones. Esto siempre procurando comparar al césped artificial con el natural. Hasta ahora ningún estudio ha sido concluyente, sin embargo, en cuanto a las lesiones, ha habido una tendencia a concluir que sobre el césped artificial,  estas se producen  con mayor frecuencia, sin embargo, hay un   dato que hay que aclarar, todo en miras de colaborar con la evolución del deporte rey, se trata del calzado con el que se juegue.  Resulta que cuando se juega sobre pasto sintético, hay que hacerlo precisamente con botines para pasto sintético.

A parte de las recomendaciones lógicas de buen ajuste y tamaño adecuado de la bota, las de tacos largos y/o de aluminio, son reservadas únicamente para césped natural, ya que se hunden en la tierra para dar más agarre y rotan junto al pie sin mayor problema cuando se trata del pasto verdadero, pero cuando hablamos de pasto sintético, este hundimiento del taco, al no rotar del mismo modo, ocasiona serias lesiones de ligamentos de pie y rodilla.  De ahí la gran importancia del los botines para pasto sintético, que de paso, no es cualquier tipo de botines para pasto sintético, ya que existe uno para cada  pasto, por ejemplo, si  se trata de un pasto  artificial sin sustrato abajo,  lo mejor es una bota sin tacos, con surcos de tracción, si en cambio, el pasto  es de mediana calidad, lo ideal es una bota con múltiples tacos, mientras que si el pasto es de última generación, se debe usar una bota con menor número de tacos .