Por qué es un buen negocio invertir en una cancha de grass sintético

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una cancha de grass sintético podría llegar a ser un negocio muy rentable. Desde luego que habría que hacer una inversión inicial, pero una vez instalada la cancha, con un mínimo de mantenimiento, el grass sintético reportaría un margen de ganancia considerable, sobre todo tomando en cuenta que una cancha de grass sintético puede ser utilizada todo el año sin que tenga que cerrarse por razones climáticas, por necesidades de resiembra, fumigación, poda, o mantenimiento en general.

Sin embargo, habría que documentarse bien y buscar dónde encontrar a mejor relación precio calidad a la hora de comprar el grass sintético, ya que el precio del grass sintético por metro cuadrado puede llegar a costar entre 10, 12 y hasta 28 dólares, todo dependerá del lugar donde se adquiera y del grosor del material, por supuesto.

Tomando en cuenta que las canchas de futbol que se alquilan son generalmente negocios familiares o de asociaciones, siempre será conveniente buscar abaratar los costos, por lo que se sugiere, al menos en un principio,  no emplear el hormigón como contrapiso, ya que el hormigón en una cancha de futbol podría llegar a costar entre 14.000 y 25. 000 dólares, de modo que sería conveniente comenzar  con una base de cal y cemento, lo cual significaría un ahorro de hasta un 30% en la inversión total, quedando el mayor costo de la inversión, centrado solamente en el precio del grass sintético por metro cuadrado y la iluminación, la cual estaría entre los 12.000 y 35.000 dólares con cableado subterráneo

Pese al considerable esfuerzo económico que implicaría la inversión inicial, una cancha de grass sintético es un negocio muy rentable, ya que el precio base promedio que se cobran en los turnos de juego varían entre los 120 dólares bajo luz natural y 150 en horarios nocturnos.