Pasto Sintético Para Canchas

Entre todo nuestro catálogo de opciones de pasto sintético para canchas  ofrecemos una de los trabajos que ofrecen mayor complejidad a nivel de canchas que es colocar pasto sintético  en canchas de futbol americano, la cuestión con este tipo de cancha es que solicita que tenga un complejo trabajo, ya que posee en su superficie las yardas, las yarditas y las líneas así como las numeraciones.

Lo hermoso de estas canchas es que si contrata a alguien que sepa hacer el trabajo, pues se puede lucir mejor el pasto sintético y nos permite jugar con el diseño en su superficie ya que brindamos la oportunidad de colocar en el césped sintético hasta el nombre del equipo o el imagotipo de la empresa o lo que quieran patrocinar.

Lo importante de contar con un trabajo garantizado es que se ofrece un destacado servicio donde las canchas son diseñadas acopladas a las medidas indicadas por la federación. Entonces, se tiene el conocimiento y la experiencia para colocar pasto sintético para canchas  de futbol americano, con las medidas que son 120 x 5333 yardas. Aunque estas medidas podrían cambiar si es una cancha de tocho tochito bandera.

El pasto sintético para canchas  de futbol americano puede llevar en un mismo terreno el doble trazo, el trazo para cancha de futbol conocido como el soccer y hasta se puede jugar con el pasto sintético  de distinto color.

Lo importante de invertir en una cancha con césped sintético  es que tienes a disposición un material que le ahorrará mucho dinero comparado con el pasto natural, porque el pasto natural requiere mucho mantenimiento, así como poco ecológico por los muchísimos litros de agua que tendrá que utilizar. Con el pasto sintético para canchas  el ahorro es considerable y será una gran inversión con bajo mantenimiento.

Nos destacamos por ofrecerte los mejores tipos de pasto sintético para canchas  tanto en colores como en variedades para cada uno y en cada categoría, en esta oportunidad te hablaremos del pasto sintético para canchas  de golf. Usted puede colocar pasto sintético  en un campo de golf por muchas razones.

A ver, el golf es un deporte que a diferencia de muchos otros, se practica en un área que no es estandarizado como otros deportes, las canchas de futbol tienen una medida estándar, la cancha de básquet, la cancha de beisbol, la de todos los deportes en su mayoría, son una medida estándar y así son los pastos que se colocan, sea natural o no, pero bien, con el gass sintético  de golf, que usualmente utiliza el pasto natural porque es al aire libre, estos campos por lo general utilizan espacios muy amplios y tiene de 9 a 18 recorridos parciales, entonces si decide colocar el pasto sintético para canchas ya que estos campos tienen muchos metros e instalar el pasto natural es una alta suma de dinero en mantenimientos y además el daño ecológico porque el agua que va a necesitar son muchísimos litros, lo que no sucede con el pasto sintético  que puede ubicar ya sea en su área de campos de golf de pasto sintético,  los t´s de práctica, golfitos o campos profesionales, es decir, abarca todo el espectro nuestro grass sintético.

Coloque en su terreno el mejor pasto sintético para canchas  con nosotros ubicará en su área pasto para que su campo de golf, sin importar cuál sea, requiera de un mantenimiento simple y económico, la calidad del producto es alta y por muchos años podrá disponer del pasto, con nuestr grass sintético  podrá ubicarlo en las distintas canchas pero también en oficinas y hogares tanto interiores como exteriores.

El pasto sintético azul  es de por si hermoso, si buscan imágenes, descubrirán que el pasto sintético azul es simplemente hermoso, se destaca por sobre el verde.  Una de las ventajas que tiene el color azul es que brinda relax, nos deja paz, como si estuviera en un espacio rodeado de mucha agua y un cielo limpio. Entonces una cancha de pasto sintético azul de pádel es cautivador, el deporte del pádel es de por si un deporte que requiere intensidad y para el que lo practica no requiere tener amplios conocimientos del deporte, si te inicias en esta categoría podrás agarrar experiencia en el pádel practicándolo teniendo a sus piel el mejor pasto sintético que es el pasto sintético azul.

Las ventajas de utilizar el pasto sintético para canchas  es porque primeramente colabora con el medio ambiente, no requiere estar regándola y cuidándolo como si sucede con el pasto natural que consume miles de litros al día. Además de que el pasto sintético para canchas  aporta una amortiguación extra para que los deportistas, en caso tal, les aguante mejor los golpes.

Estas ventajas también las incluye el pasto sintético azul, su mantenimiento es sencillo, se puede utilizar en todas las épocas del año, posee un sistema de drenaje y es muy cómodo. Si decide colocar pasto sintético  en su cancha de pádel o en cualquier tipo de cancha pues puede tener la garantía de que instala un pasto duradero en el que tendrá una inversión que vale la pena, por ello le garantizamos y le invitamos a colocar el pasto sintético azul  en su cancha, ya sea una de pádel o de cualquier deporte, verá como en poco tiempo recupera lo que invierte y sentirá que ha hecho un gran aporte tanto para su negocio como al ecosistema que tanto lo necesita.

Usted puede colocar el pasto sintético en su casa o en su hogar, tiene grandes funcionalidad el uso del césped sintético y su superioridad por sobre el pasto natural es increíblemente grande. Cuando usted decide a invertir en colocar en una determinada área el pasto sintético comienza a notar cambios circunstanciales en su espacio. Porque primero no tiene que hacerle un mantenimiento a diario, como lo es mantenerlo humedecido pero no empapado, ver que no se sequé muy rápido, cortarlo, acomodarlo, eliminarle los bichos, cuidar que no lleguen alimañas que puedan ser peligrosas para los niños.

En fin. Toda una serie de condiciones que con un pasto sintético no suceden. Por ello con el césped sintético usted puede ya sea colocarlo en una cancha, llámese cancha de futbol, cancha de tennis, cancha de futbol 5 o futbol 7, o una cancha de voleibol, en fin en cualquier cancha donde desee colocar el césped sintético y sirva para embellecer todo el tiempo y además cuidar a sus jugadores o las personas a quienes les presta la cancha en cuestión.

En casa tampoco se queda atrás el uso de pasto sintético, porque puede colocarlo ya sea en la entrada, si está cansado de podar y podar o hacer todo un cuidado terrible constantemente, pues se puede quitar este problema de encima, colocando el pasto sintético y mantendrá eso verde todo el año, con un mantenimiento bastante simple y el disfrute de toda la familia, en las partes internas de la casa puede colocar por ejemplo una alfombra de pasto sintético que le brindará protección y una imagen límpida y hermosa de la zona. Una terraza se ve genial con pasto sintético revise todas nuestras publicaciones y se sorprenderá de las muchas alternativas que tiene para embellecer el espacio en casa o en su casa. Grandes ideas tenemos para ti.

Seguramente quiere comprar pasto sintético y una buena opción es el pasto sintético azul. Imaginen tener una cancha de cualquier disciplina, allí los jugadores siempre realizan su actividad, pero quieres consentir esa zona, erradicar para siempre ese tema de los golpes que puedan darse en el duro cemento cuando caen o el mantenimiento que requiere el pasto natural cuando lo utilizas. Pues si decidiste a poner el pasto sintético, por qué no colocar pasto sintético azul.

Los jugadores tendrán frente a ellos el océano que es el pasto sintético azul, es hermoso, un azul limpio, así como el verde, pero con azul simula que juegan sobre el mar, y eso que tocamos el tema de pasto sintético en canchas, imaginen que lo hacen en los hogares. Un tipo de pasto sintético que la gente no toma en cuenta es el azul. Siempre adquieren el verde porque parece césped natural, pero colocar uno azul genera una paleta de colores interesante.

Comprar pasto sintético es valioso. Es ventajoso para las canchas, ya sea en una de futbol, de voleibol, de futbol 5, cuando instalas el pasto sintético te olvidas de tener que regarla y mantener el pasto natural. La cancha se mantendrá hermosa, en este caso, se mantendrá azul todo el año, no necesitará sistemas de drenaje, solo un mantenimiento sencillo que nosotros podemos brindarle.

Es lo mejor escoger el pasto sintético, es un placer para los ojos tomar el pasto sintético azul porque tendrá todo el tiempo ese hermoso azul, porque si, el azul de nuestro pasto sintético es sencillamente hermoso.

De el paso y coloque el pasto sintético, venga a comprar pasto sintético ya.

Lejos de lo que algunos podrían pensar, el pasto sintético resulta una opción que colabora con el medio ambiente. Por una parte, el pasto sintético no requiere de riegos. Al respecto hay que tomar en cuenta que por ejemplo, para regar una cancha de futbol de pasto natural, se requieren aproximadamente unos 52 mil litros de agua por día. Esto en un clima fresco, porque en pleno verano o en el soleado  trópico, la cosa cambia bastante, ya que el requerimiento de agua diario podría llegar, por cancha de futbol, a 80 mil litros por día. En este sentido, el pasto sintético, que no requiere riegos,  resulta un buen aporte, y a su vez un ahorro económico importante para el propietario de una cancha de futbol comercial.

Por otro lado, el pasto artificial, en particular una cancha de futbol de este tipo, suele ser instalado con un sistema de drenaje con arena de sílice, que casi siempre se acompaña con caucho picado reciclado. Aquí el pasto artificial hace otro buen aporte, ya que con el uso de este material, se le está dando solución a una buena parte de esas millones de llantas que son desechadas diariamente, sin que nadie sepa qué hacer con este residuo.

El césped artificial retoma esta basura industrial altamente contaminante, y la transforma en algo útil, que de hecho puede ser usada una y otra vez, ya que inclusive, se puede retomar este caucho picado de una cancha de futbol de césped artificial, para utilizarlo como aislante de vehículos, material de construcción, o inclusive, se puede utilizar como sistema de drenaje en otra cancha.

Es bien sabido que el césped sintético no necesita ser fumigado, este es otro aporte al medio ambiente,  que a diario es invadido por demasiados agentes químicos de fumigación altamente contaminantes.

En cuanto al pasto sintético, seguramente usted se ha preguntado si se puede prescindir del relleno de sílice o sílice con caucho. Ocurre que no todo es color de rosa en lo que respecta a este sistema de drenaje, pues si bien resulta muy eficiente para hacer circular el agua y evitar que se formen charcos en el pasto sintético tras la lluvias, la arena de sílice se queda adherida en los zapatos, sobre todo en el caso de los tacos de los zapatos de futbol. La buena noticia es que el pasto sintético se encuentra en constante evolución, y que últimamente se ha diseñado un pasto artificial de mayor tecnología, que debido a su alta densidad (un millón de filamentos por metro cuadrado), no requiere ni de arena de sílice, ni de goma de caucho. Además, este pasto artificial está compuesto con fibras rectas y rizadas, lo que ofrece una extraordinaria resilicencia, es decir, que se trata de un césped sintético que retoma su forma original tras las pisadas. Por otro lado, este césped sintético está compuesto por fibras entre-mezcladas de color verde y marrones, las cuales ofrecen un aspecto mucho más natural que el que aporta el césped artificial unicolor. El calzado ideal para jugar sobre este pasto plástico de última generación, es el de suela tipo turf, esto debido a que se trata de una superficie que ofrece un gran agarre, es decir, no es resbalosa, por lo que se puede prescindir de los tacos convencionales. En este sentido, se trata de un césped plástico muy amable con el gesto deportivo de los jugadores, además de que resulta de una insólita suavidad ante las caídas, debido a que posee polímeros autolubricados, que sin el sistema de relleno de arena y caucho, reducen las lesiones por abrasión. 

Una cancha de pasto artificial no tiene ningún motivo para detenerse, su uso se puede prolongar indetenidamente, a diferencia de lo que ocurre con el pasto natural. Es verdad que el pasto artificial no es para todas las disciplinas deportivas, el lanzamiento de jabalina, por ejemplo, no se puede practicar en pasto artificial. La razón es obvia, la jabalina es lanzada desde un punto para que llegue lo más lejos posible penetrando en un área cubierta por césped, pero el pasto sintético no permite que la jabalina entre y quede en el punto justo de su llegada.

De resto, en casi todos los demás deportes, el pasto sintético aporta la ventaja de que no será suspendido un partido o un evento deportivo, por lluvia o nieve. El césped sintético posee un sistema de drenaje que lo deja seco  inmediatamente después del chubasco. Por otro lado, los partidos o  campeonatos no tendrán que detenerse porque el pasto esté recién sembrado y se encuentre delicado, El césped sintético es resistente y soporta la intensidad de un partido tras otro, sin resentirse lo suficiente como para detener un juego. Además, el césped plástico no requerirá ser  regado, en este punto debemos señalar que se trata de un material cuidadoso con el ambiente, ya que  va a aportar un ahorro importante de agua, tampoco necesita ser fumigado, lo cual también es un punto a favor del aspecto ambiental, ni ser abonado, mucho menos será necesario podarlo, todo lo cual significaría cerrar la cancha por un tiempo importante que significaría una pérdida de dinero para el dueño de la cancha. Hay que tomar en cuenta que en la mayoría de los casos, las canchas se alquilan por horas, así que no es rentable mantener una cancha cerrada mientras se riega, se poda o se fumiga.

El pasto sintético es ideal en el caso de aquellos deportes que impliquen saltar, o que contemplen, dentro del gesto deportivo del atleta, saltos  o carreras. En este sentido, el pasto sintético aporta una amortiguación extra que resulta muy valiosa a la hora de hacer deportes de alto impacto, ya que el pasto sintético está hecho con fibras de plástico flexibles, que así como potencian el rebote de los implementos deportivos como balones y pelotas, también suavizan el impacto de los pies del jugador, lo que disminuirá el riesgo de gaño en las articulaciones más expuestas las cuales son los tobillos, las rodillas, y las caderas. En el futbol, por ejemplo, un deporte que implica precisamente, correr y saltar, el césped sintético ayuda a prolongar la vida activa de los jugadores de todas las posiciones, pero particularmente en el caso del arquero, que no corre pero salta, el césped artificial puede prolongar su vida útil hasta entrados los cuarenta años, porque las articulaciones de los miembros inferiores se ven en cierta medida aliviadas, cuando los partidos se realizan en césped sintético. Ciertamente si hay que tomar en cuenta el tipo de zapato deportivo que se emplea al jugar en césped artificial, porque en estos casos no se debe jugar con los mismos que se utilizan en césped natural. El zapato que se emplea en pasto plástico debe tener tacos cortos y jamás de aluminio, esto es vital para las rodillas del atleta, ya que el zapato de taco largo se entierra en la superficie, y en el caso del pasto artificial, al enterrarse, el zapato no se amolda a la textura de este tipo de superficie, y en consecuencia no rota sino que se queda firme en el entramado, haciendo que la articulación rote internamente, lesionándose así gravemente los ligamentos.  

Un campo de softbol de pasto artificial, tiene  más ventajas que uno de pasto natural. En efecto, considerado muy injustamente como el “beisbol de viejos”, el softbol, jugado en un campo de pasto artificial, puede ser utilizado todo el año. No importa en lo absoluto si cae nieve, si es época de lluvia, o nos encontramos en un candente verano de esos que todo lo seca, un campo de softbol de pasto artificial no será cerrado por ninguna de  estas causas. Al ser de pasto sintético, el campo no se anegará con el agua de las lluvias, ya que normalmente se instalará con un sistema de drenaje,  que implica una leve e imperceptible pendiente más arena de sílice. Con esto el pasto sintético dejará correr el agua de la lluvia, y al escampar, estará seco casi de inmediato. El césped sintético tampoco se cerrará por resiembra, ni porque tenga que ser fumigado o podado. Todo esto permitirá que el dueño del campo pueda rentarlo prácticamente sin interrupciones, lo que significará una mayor ganancia derivada de su campo de softbol de césped sintético.

Esto es importante inclusive para la comunidad, ya que se trata de un deporte que es para todos, es decir, hombres mujeres y niños, a diferencia del beisbol que es más bien masculino. En este sentido, el softbol promueve la integración, y la participación inclusive de personas de la tercera edad, quienes se ven beneficiados con un deporte competitivo, que no es menos exigente que el beisbol, solo es más suave en cuanto a los impactos sobre las articulaciones, así que es practicado a menudo por beisbolistas retirados que desean mantenerse activos en este juego seductor, que no tiene nada que envidiarle al beisbol, además, practicado en un campo instalado con pasto plástico, ofrece un espectáculo muy bonito. 

Una cancha de voleibol con pasto sintético, resulta muy  confortable  para los jugadores en cuanto al impacto en las rodillas. Las rodillas son las articulaciones que más se lesionan en el voleibol, debido a que se trata de un deporte de  muchos saltos. El pasto sintético aminora este impacto, por lo que resulta más ventajoso colocar pasto sintético como base de este tipo de canchas, que instalar la cancha en suelo de cemento. Inclusive en cuanto al deslizamiento de los jugadores, el pasto artificial es muy cómodo pues permite un deslizamiento  suave. Además, el pasto artificial es  sencillo de instalar, así que tan solo hay que disponer del terreno, que puede ser en un patio o jardín, alisarlo para que no tenga protuberancias, agregarle herbicida para evitar que germinen hiervas, e instalar la cubierta de césped artificial, colocar la malla, y listo, ya está disponible la cancha de voleibol de césped artificial. Claro está, que en cuanto a los roces por caídas, aunque el pasto plástico aminorará las consecuencias, no  podrá evitarlas, aunque hay que resaltar que  los raspones y quemaduras serán peores en  el cemento, ya que este material es más abrasivo que las fibras plásticas.

Además de estas ventajas, el césped sintético es ventajoso en una cancha de voleibol, porque no será necesario regarla, ni podarla, ni agregarle abono ni insecticida, además, la cancha estará disponible todo el año, independientemente del clima, de la estación en la que nos encontremos, o las lluvias. En este sentido, el pasto plástico no se anega con las épocas lluviosas, debido  a que siempre deben tener un sistema de drenaje adecuado al tipo de pasto que se empleé, que bien podría ser  una cubierta de pasto con relleno de arena de sílice, el cual absorbe el agua y propicia que esta circule. 

Hablando de una cancha de futbol de pasto sintético, los estudios  revelaron que la prevalencia o número de lesiones, estadísticamente,  es la misma en el pasto artificial que en el pasto natural, sin embargo, el tipo de lesiones suele ser distinto. En el pasto sintético ocurren más lesiones del tipo ligamentoso o articular, mientras que en el pasto natural, las lesiones más frecuentes son las musculares. En cuanto a las abrasiones por contacto a manera de quemaduras por roce, la frecuencia no varía, estas suenen ocurrir con la misma asiduidad en el pasto artificial  que en el natural.

Sin embargo, se habla de un modo de prevenir las lesiones en el césped sintético, sobre todo aquellas de tipo ligamentosas, pues suelen ser bastante comprometedoras y pueden llegar a alejar de las canchas a un jugador inclusive permanentemente. Es sabido que el tipo de zapatillas empleada por un jugador de césped sintético debe ser de tacos cortos y jamás de tacos largos, mucho menos de largos de aluminio. Esto es debido a que mientras que en el pasto natural, el taco se hunde y simplemente se amolda a la textura blanda de la tierra y rota sin problemas, en el pasto sintético, el taco se encuentra con una textura rígida que no se amolda al giro y lo retiene con firmeza,  haciendo que la articulación se tuerza y las estructuras corran el riesgo de lesionarse, sobre todo el ligamento cruzado  y los laterales. De resto las medidas preventivas son más o menos las mismas en el sintético y que en el natural. Un  ciclo de estiramientos previos de cuádriceps, tensores de la fasia lata, izquiotibiales y soaps es imprescindible. Además de un terreno bien preparado bajo la cubierta de ese césped plástico.

Hoy en día, prácticamente todas las canchas de hockey son de pasto sintético, de hecho es muy raro encontrar una cancha de hockey hecha con pasto natural. Esto se debe  a que el pasto sintético resulta mucho  más económico que el verdadero, sobre todo en lo que respecta a su mantenimiento. Una cancha de hockey de pasto sintético no requiere de riego, lo que resulta un gran ahorro en agua, aunque sí se suele aplicar una ligera irrigación antes de cada partido  para favorecer el deslizamiento de la bocha (pelota). Por otro lado, el pasto artificial tampoco necesita ser podado, lo que deja por fuera la contratación de un personal para la realización de esta actividad, además, el pasto artificial no requiere de insecticidas,  y estará disponible todo el año independientemente del clima y de la estación del año en la que nos encontremos, esto traerá como beneficio económico para el dueño de la cancha, el hecho de que la misma le reportará ganancias ininterrumpidamente.

Por otro lado, una cancha de hockey hecha de césped sintético, hace que los pases de la bocha sean más rápidos, lo que propicia que el juego sea más atractivo, también contribuye con un mayor agarre del calzado a la superficie, y   amortigua  mas  las caídas  reduciendo así considerablemente el número y la  gravedad de las lesiones. 

La instalación del césped sintético en una cancha de hockey,  tiene unos requerimientos que hay que cumplir para que esta quede acorde a la intensidad de los partidos. Lo primero que hay que tomar en cuenta es que el césped elegido debe ser de alta calidad, esto precisamente porque se trata de un deporte que implica mucho impacto sobre el suelo, tanto por parte de las pisadas de los jugadores,  como por los golpes dados por el palo.     

Existen  buenas razones  para recomendar el pasto sintético en una cancha de baby futbol. Este deporte es una variante del futbol convencional, y nació precisamente a nivel de vecindarios y barriadas pensando en los más pequeños, ya sean niños o niñas.   De aquí su importancia a nivel social, ya que el deporte es un aliado a la hora de formar buenos valores, disciplina y compañerismo en los más pequeños. La idea de instalar pasto sintético en estas canchas, es por una parte, que el pasto sintético no se altera con las lluvias, ni con los cambios climáticos, inclusive en invierno y tras copiosas nevadas, la  cancha construida con pasto artificial estará disponible sin problema, cuestión importante cuando se trata de los chicos.

Claro está, que la cancha de baby futbol es bastante pequeña, mide lo mismo que una cancha de básquet, y en un partido de baby futbol participan  5 jugadores  por equipo (pueden ser hasta 3). Esto hace que los juegos tengan una dinámica muy rápida y que se produzcan muchos encuentros cuerpo a cuerpo. Es aquí donde se asoma otra ventaja del pasto artificial, ya que se trata de un material que amortiza muy bien las caídas que se producen en estos partidos tan veloces.

Otra ventaja importante es la economía. Bien se trate de una cancha particular, comercial  o una cancha instalada con fines comunitarios, la reducción de los gastos es muy importante. Es este sentido, una vez instalado, el césped artificial no requiere de muchos gastos ya que el césped artificial no necesitará ser regado, ni podado, ni resembrado, mucho menos será preciso utilizar insecticidas. Para mantener este pasto plástico, tan solo será necesario cepillarlo una vez a la semana, o si acaso, debido a su uso intenso, podría ser preciso lavarlo  con manguera y jabón suave.

Hoy en día, casi todas las canchas de futbol tienen césped artificial, de ahí que se hayan realizado  estudios que han tratado de determinar, qué césped es más provechoso para el rendimiento de los jugadores,  y sobre qué tipo de césped se producen más lesiones. Esto siempre procurando comparar al césped artificial con el natural. Hasta ahora ningún estudio ha sido concluyente, sin embargo, en cuanto a las lesiones, ha habido una tendencia a concluir que sobre el césped artificial,  estas se producen  con mayor frecuencia, sin embargo, hay un   dato que hay que aclarar, todo en miras de colaborar con la evolución del deporte rey, se trata del calzado con el que se juegue.  Resulta que cuando se juega sobre pasto sintético, hay que hacerlo precisamente con botines para pasto sintético.

A parte de las recomendaciones lógicas de buen ajuste y tamaño adecuado de la bota, las de tacos largos y/o de aluminio, son reservadas únicamente para césped natural, ya que se hunden en la tierra para dar más agarre y rotan junto al pie sin mayor problema cuando se trata del pasto verdadero, pero cuando hablamos de pasto sintético, este hundimiento del taco, al no rotar del mismo modo, ocasiona serias lesiones de ligamentos de pie y rodilla.  De ahí la gran importancia del los botines para pasto sintético, que de paso, no es cualquier tipo de botines para pasto sintético, ya que existe uno para cada  pasto, por ejemplo, si  se trata de un pasto  artificial sin sustrato abajo,  lo mejor es una bota sin tacos, con surcos de tracción, si en cambio, el pasto  es de mediana calidad, lo ideal es una bota con múltiples tacos, mientras que si el pasto es de última generación, se debe usar una bota con menor número de tacos . 

El césped artificial se pone verdaderamente a prueba en un campo de Rugby, es en este deporte de mucho impacto donde quedan demostradas al máximo las bondades del césped artificial. Lo primero que se pone a prueba es el confort de los jugadores. Se trata de una disciplina en la cual todos los participantes, en varios momentos del partido, caerán y rodaran por el pasto sintético, y es aquí donde quedan en evidencia las propiedades hipoalergénicas del pasto sintético.  Debido a que la naturaleza posee sabios recursos de defensa para evitar la depredación por parte de otros seres vivos, el pasto natural produce urticarias, precisamente para alejar insectos y animales que podrían comérselo o dañarlo. El césped artificial no requiere ni posee esta defensa, se trata de un material creado a base de poliamida (el que más se emplea en la fabricación de pastos deportivos), un material muy suave y resistente que es totalmente compatible con la piel humana y de las mascotas.

Por otro lado, el césped artificial está activo todo el año. No importa la estación en la que nos encontremos, ni el clima, el campo de rugby estará a disposición de los jugadores. Ni siquiera una lluvia abundante podrá dejarlo fuera de uso, el sistema de drenaje a base de arena de sílice y caucho reciclado lo mantiene siempre seco y libre de pozos, además, no será preciso cerrar el campo continuamente por resembrado, si por poda, riego o fumigación. Otro importante detalle es el valor del pasto sintético. Si bien, claro está, al principio será necesaria una inversión, este será el gasto que se hará para la instalación de la cancha. Una vez instalada, el valor del pasto sintético se vera potenciado, ya que no requerirá pagos por el agua del riego ni por equipos de mantenimiento.