Pasto Sintético Para Canchas

El golf es una disciplina deportiva muy competitiva cuya esencia misma depende del campo donde se juega. Aquí te informaremos sobre algunos de los beneficios que reporta jugar en un campo de golf cuya superficie es de pasto sintético.

Siempre es temporada. Gracias a su resistencia a cualquier clima y su durabilidad, el césped artificial permite jugar 24h/365 días al año sin que el campo sufra ningún desgaste.

Es ideal para las zonas de sombra y no necesita riego, siega o recorte, requiriendo de un mantenimiento mínimo y rentable que no necesita el uso de fertilizantes ni otra clase de productos químicos para eliminar malas hierbas.

Es resistente al cloro y a los rayos UV por lo cual no perderá la intensidad de su color ni se incendiará por el calor e incidencia de los rayos de luz solar. Es hipoalergénico por lo que no causará alergias ni irritaciones.

En la actualidad, el pasto sintético está siendo utilizado sobre todo en las zonas del campo que más sufren y donde la durabilidad, la resistencia a los cambios de temperatura y la estética son esenciales.

Ofrecemos los mejores pastos sintéticos para campos de golf. Trabajamos con materiales importados de alta calidad a lo largo y ancho de Chile: Santiago, Buin, Ovalle, Viña del Mar, Talagante, Villarrica, Alto Hospicio y demás regiones del territorio nacional.

La calidad y versatilidad del césped sintético ha enriquecido muchas prácticas deportivas. Uno de los deportes que se ha beneficiado de este producto ha sido el golf. Los campos del golf varían en sus formas y tamaños pero para todos ellos el pasto sintético ha ofrecido muchos beneficios.

En un campo de golf tradicional no todos los espacios tienen idénticos fines ni soportan iguales niveles de tránsito. Zonas como el Green, el Pitch&put, el Pares y el Tee sufren más que el resto del campo por lo que es allí donde se suele instalar césped artificial. Pero el pasto sintético le dio un giro inesperado a una zona tranquila de los grandes campos de golf: los lagos.

Los lagos de césped artificial vienen a sustituir a los lagos de agua que se encuentran en diferentes áreas del campo en forma de obstáculos para los jugadores. Con esta inteligente sustitución de agua por pasto azul se ahorran millones de litros de agua, haciendo rentable el mantenimiento de los campos y, como si fuera poco, recuperando las pelotas que antes se hundían hasta desaparecer. Los lagos de césped sintético son más rentables, sustentables y completamente funcionales.

Ofrecemos los mejores pastos sintéticos para campos de golf. Trabajamos con materiales importados de alta calidad a lo largo y ancho de Chile: Santiago, Tomé, Angol, Lampa, San Antonio, Ovalle, Viña del Mar y demás regiones del territorio nacional.

El fútbol es una disciplina deportiva que demanda mucho de su campo de juego. En este sentido, el pasto sintético ofrece una serie de ventajas sobre el pasto natural. Algunas de las virtudes del césped sintético en relación al fútbol son:

El pasto natural permite jugar aproximadamente 250 horas de media por temporada, mientras que el césped artificial permite jugar 24h/365 días al año.

El pasto natural exige un frecuente mantenimiento y renovación, lo que se traduce en una importante inversión de tiempo, energía y dinero. El mantenimiento del pasto sintético es sencillo, rentable y menos exigente.

El césped sintético es amigable con el medioambiente al no requerir agua para el riego, ni el uso de fertilizantes y químicos contaminantes.

En épocas mucha lluviosidad no tendrá que lidiar con los encharcamientos típicos del césped natural, pues la alta capacidad de drenaje del pasto artificial evita este problema y resistiendo, además, a los más severos climas.

Ofrecemos los mejores pastos sintéticos para campos de fútbol. Trabajamos con materiales importados de alta calidad a lo largo y ancho de Chile: Santiago, Valparaíso, Ovalle, Talagante, Villarrica, Alto Hospicio y demás regiones del territorio nacional.

El grass artificial, es una superficie de fibras sintéticas, las cuales se consideran semejantes al césped natural; este grass artificial se utiliza con mucha mayor frecuencia en los estadios de deportes, lugares residenciales y comerciales a lo que anteriormente era césped natural.

La razón principal de esto es el sustento del mismo, ya que el grass artificial se puede someter a un uso intensivo como en los deportes, y ya no requiere de riego o recorte del mismo. A pesar de todo esto el césped artificial tiene su lado negativo: vida limitada, limpieza periódica, el uso de petróleo, productos químicos y tóxicos de relleno, con lo que las preocupaciones de salud y seguridad se ven aumentadas.

Los prácticos nos brindan una serie de motivos para justificar la instalación de césped artificial en lugar del sembrado de grass natural.

  • Algunas se refieren al mantenimiento del grass artificial es mucho más económico. Sin embargo, lo principal es que el césped artificial también ofrece ventajas ecológicas.
  • Por otro lado, los terrenos con grass artificial no deben ser regados, lo que supone un gran ahorro de agua.
  • Resulta algo lógico que este tipo de grass artificial no necesita pesticidas ni insecticidas. Por lo tanto, supone una menor contaminación.
  • Como si fuera poco, estos terrenos de juego pueden llevar un lastrado de caucho ecológico para facilitar la estabilidad. De esta manera, se incentiva el reciclaje de neumáticos usados.
  • El grass artificial también soporta una frecuencia de uso mucho mayor que el césped natural, de modo tal que los deportistas pueden practicar sin necesidad de constantes adecuaciones al terreno.

Las ventajas se aprecian a simple visibilidad. Podemos decir que el césped se mantiene sin barro, sin calvas y no hace falta suspender los partidos. Con el césped artificial te aseguras siempre un terreno llano. El natural siempre estará húmedo de acuerdo a la climatología.

El césped artificial no ofrece un mayor riesgo de lesión que la hierba natural e incluso dicen que, muchos preparadores y médicos deportivos utilizan el césped artificial para la recuperación de lesionados por ser una superficie bastante estable.

El césped artificial de tercera generación con la que cuentan los campos deportivos, permite la fácil y cómoda práctica del deporte, sin riesgos aparentes de poder sufrir lesiones.. con el césped natural si pueden ocurrir.

Además de que la instalación de césped artificial es relativamente sencilla, no requiere más cuidado que algunas sesiones de riego con una manguera y, de vez en cuando, un cepillado para eliminar objetos y suciedad. Está formado por el mencionado plástico y arena granular que se asemeja a la tierra El césped natural requiere, sin embargo, una mayor dedicación. Al tratarse de hierba que crece sobre tierra, necesita de un apropiado abono, así como de un cuidado al cortarla para mantener su equilibrio visual. Por otra parte, es naturaleza viva, así que debe contarse con la presencia de insectos y otro tipo de flora que se junte en el ecosistema tanto para vivir en él como para enriquecerlo.

Para el Fútbol 7, deporte que, como su nombre lo indica requiere un máximo de 7 jugadores por cada equipo y un mínimo de 5 jugadores, incluyendo al portero, puede ser un deporte practicando en superficie natural y en pasto sintético para canchas, este debe tener una altura mínima de 30 mm.  Las dimensiones de la cancha no deben ser menores de 50 mts x 30 mts., y como máximo debe tener las siguientes medidas: 68 mts x 45 mts.

Las ventajas de contar con pasto sintético para canchas de fútbol 7 es que siempre tendrás el terreno de juego listo para cualquier enfrentamiento, estará siempre verde  y te ahorrarás grandes cantidades de agua, lo que supone tener un gran ahorro. El pasto sintético para canchas de fútbol 7 cada vez es menos abrasivo y más seguro para los jugadores, además de aportar amortiguación para que cada vez sean menos las lesiones.

La selección ideal para tu proyecto de pasto sintético para cancha de fútbol 7, va a depender de las horas de uso que éste tendrá. La durabilidad de tu pasto sintético para canchas tipo 7 será entre 6 u 8 años, tiempo en el cual no habrá gastos en mantenimiento a diferencia de un Campo de Fútbol 7 con pasto natural.

Los tipos de pasto sintético para canchas de fútbol 7 que se recomiendan, deben variar en la altura de la fibra, desde los 19 mm hasta los 63 mm: World Cup Series, Super Cup, Fifa Series, Vigo Pro, Verza Turf Series, Premium Series, Arena Turf Series.

Este tipo de relleno es muy elástico y ligero, y se utiliza en canchas de fútbol. La principal función de caucho granulado para canchas de fútbol es proteger al césped, además de proporcionar confort, elasticidad y disipación de energía. Al ser un material tan ligero tiende a perderse con el uso, las lluvias y el paso del tiempo, es por ello que debemos llevar a cabo unas pequeñas tareas de mantenimiento para que las fibras del césped no queden desprotegidas y puedan romperse fácilmente. Es importante que se tenga la cantidad exacta de caucho granulado para canchas de fútbol para que esta siempre presente unas condiciones óptimas.

Tipos de caucho granulado para canchas de fútbol:

Reciclados

Estos proceden de neumáticos fuera de uso y también se les conoce como SBR (Styrene-Butadiene Rubber). En un estudio realizado por la FIFA observábamos las siguientes conclusiones: “Los estudios epidemiológicos no implican que las partículas de neumáticos tengan efectos negativos en la salud de las personas”. Así, el Comité Olímpico también se pronunció “no existe perjuicio para la salud”. Este tipo de caucho granulado para canchas de fútbol es el más utilizado por su alta calidad y su bajo costo. Este es termoestable y ecológico.

Vírgenes:

EPDM (Etileno Propileno Dieno), vulcanizado con peróxido, y termoplásticos, a base de polietileno, poliuretano y otros polímeros no contaminantes. Este tipo de caucho granulado para canchas de fútbol tiene buenas propiedades como por ejemplo el aislamiento eléctrico, la buena resistencia ante los agentes atmosféricos, ácidos u otros químicos. El mayor inconveniente es su elevado precio.

La evolución de las superficies de pasto sintético nunca se detiene. Cada año se diseñan y presentan nuevos sistemas de pasto sintético que mejoran las actividades deportivas profesionales, proporcionando comodidad, durabilidad y seguridad.

Desde la creación de los sistemas de pasto sintético hasta los nuevos tiempos, se han presentado 4 evoluciones a las que se les ha dado el nombre de “Generaciones”.

Generaciones de las canchas de fútbol con pasto sintético

Primera generación: Las primeras canchas de fútbol con pasto sintético estaban compuestas por un pasto sintético de fibras fibriladas y solo con un relleno de arena de sílice. Eran superficies muy duras y abrasivas, debido a la arena y a la escasa evolución de los polímeros utilizados para la fabricación del pasto sintético durante esa época de los años 60 y 70.

Segunda generación: sigue la evolución y con ella la fabricación de un pasto sintético con fibras más largas aproximadamente de 60 mm, con un relleno de arena de sílice y además con una capa de terminación de granos de caucho granulado para proporcionar a las canchas de fútbol de pasto sintético una mejor amortiguación y también disminuir la abrasión que antes producían.

Tercera generación: La tecnología de extrusión de las fibras y la evolución de los polímeros utilizados dieron lugar a la aparición de las fibras monofilamento. Estas fibras compuestas por un solo hilo compacto al que se le pueden dar diferentes tipos de sección, ha hecho que las superficies de pasto sintético hayan mejorado mucho, siendo menos abrasivas con polímeros más suaves y lubrificados, más fuertes con capacidad de mantenerse erguida la fibra tras la pisada.

Son canchas para fútbol con pasto sintético que siguen llevando un relleno de arena y también un relleno de caucho granulado, pero que cada día están haciendo el esfuerzo de crear rellenos más orgánicos y sostenibles.

Cuarta generación: esta es la última evolución de los sistemas de pasto sintético, consiste en un tipo de superficie sin relleno. Gracias a la evolución de los polímeros de polipropileno y polietileno, se ha llegado a la producción de sistemas que no necesitan de la arena de sílice o del relleno de caucho granulado para tener todas las propiedades necesarias para la práctica del fútbol u otros deportes.

El Césped sintético sin relleno es la mayor innovación en superficies de última generación. Especialmente fabricados para canchas de fútbol 3, fútbol 5, baby-fútbol o multideporte.

¿Cómo funciona el Césped sintético sin relleno?

Este innovador césped sintético de cuarta generación funciona sin relleno, ya que la necesidad de relleno es suplido por una densidad de fibras extraordinaria (con casi 1 millón de filamentos por metro cuadrado) y la combinación de fibras rectas y rizadas. Las fibras rectas de monofilamento son muy resilientes con un fuerte efecto memoria. Estas fibras se combinan con las fibras rizadas de polipropileno texturizado, en color verde y marrón, que hacen en el sistema de césped sintético sin relleno y aumentan la amortiguación, dando un aspecto natural y más seguro al césped.

El césped sintético sin relleno esta tejido sobre una base de polipropileno, tejido que a su vez está reforzado con fibra de vidrio, lo que le da una estabilidad dimensional adicional y una mayor resistencia, algo muy necesario para este tipo de canchas pequeñas que reciben un uso muy intensivo, con carreras cortas y continuos cambios de dirección de los jugadores.

Ventajas de una cancha con césped sintético sin relleno:

  • Poco mantenimiento Al no tener relleno, el mantenimiento necesario se reduce. No es necesario descompactar o redistribuir los rellenos.
  • La altura de la fibra de este césped sintético puede ser de 20 o 25 mm, que unido a su capacidad de resilicencia, hace que no sea necesario cepillarlo y siempre se va a mantener recto.
  • Mínima abrasión, Los polímeros auto lubrificados y la ausencia de relleno hacen que este sistema tenga una mínima abrasión.
  • Aspecto natural, La ausencia de relleno y la combinación de 4 colores  (tres tonos de verde y uno de marrón) le dan una estética totalmente de césped recién podado.
  • No aumenta la temperatura, como ocurre con los campos con relleno de caucho SBR.
  • No genera olores como los campos con rellenos  termoplasticos o de caucho SBR.
  • No ensucia. No genera desperdicios de caucho SBR y arena. Los alrededores del campo permanecen limpios.

Actualmente el pasto sintético para fútbol está en auge, es por ello que su uso se está haciendo de forma masiva, asi que te mostraremos algunas cosas que debes saber.

No necesita adaptarse al clima

A diferencia del pasto natural, el pasto sintético para fútbol no necesita de la luz solar para su conservación, esto supone una ventaja ya que existen muchos estadios techados.

Resistencia climatológica

El pasto sintético para fútbol es un pasto altamente resistente a cualquier tipo de clima y a las adversidades que éste presente. Esa es una de sus principales características.

Fácil mantenimiento

El pasto sintético para fútbol y canchas deportivas no requiere de un exhaustivo mantenimiento, pues al no tratarse de un pasto natural, este no necesita de ser podado, regado ni fumigado constantemente.

Es ecológico

El pasto sintético para fútbol, no representa peligro alguno para el medio ambiente, al contrario; gracias a su elaboración con materiales reciclados, el pasto sintético es una pasto totalmente amigable con la ecología. Además ayuda a conservar el agua, un recurso no renovable.

Es versátil

A pesar de que su principal función es resistir el alto tránsito de los juegos a los que se expone. También este tipo de pasto puede resistir diferentes eventos ajenos a los deportivos, por lo que se pueden llevar a cabo sobre esta superficie eventos culturales o de cualquier índole.

Larga vida útil

Con la instalación de pasto sintetico para fútbol,  los partidos y entrenamientos no tendrán una fecha tope, ya que la resistencia de sus fibras hará que las canchas disfruten de un largo periodo de vida útil.

Tener una cancha con pasto sintético te permite disfrutar y además te otorga ciertos beneficios. El pasto sintético es un producto con ciertos requerimientos establecidos para que se pueda desempeñar su al máximo su potencial, sin embargo son muchas más sus ventajas, ya sea para uso deportivo profesional o recreativo.

1-. Al tener una cancha con pasto sintético ahorrarás significativamente el uso del agua

Cualquier instalación de pasto sintético, no requiere del uso de agua para mantenerse en buen estado, cuando se hace uso de ella es solo para lavarlo y esto se hace esporádicamente, por lo que se estará ahorrando este recurso natural tan preciado y además se economiza en gastos.

2-. Una cancha de pasto sintético es una inversión de bajo mantenimiento.

Si se ha instalado una cancha de pasto sintético como escenario para juegos y partidos, entonces no sólo se tendrá un producto con el que se ahorrará agua, sino que también se dejara a un lado la preocupación por cuidarlo, la ayuda de jardineros, el uso de fertilizantes, pesticidas y aspersores. Sin embargo, éste sí requiere un poco de mantenimiento diario. Se recomienda cepillar las fibras para levantarlas y mantenerlas erguidas, además esto evitará que objetos extraños se acumulen con el tiempo.

3-. Las canchas de pasto sintético son seguras y cómodas.

Uno de los inconvenientes más comunes en una cancha de pasto natural son los momentos en que hay que parar un partido o darle fin porque empieza a llover. Jugar en este tipo de condiciones puede llegar a ser peligroso. Pero al tener pasto sintético en canchas deportivas estos problemas no serán un dolor de cabeza ya que el agua corre por los drenajes y no se tendrá lodo, tampoco dificultades para jugar al día siguiente, por lo que los jugadores y el árbitro tendrán menos riesgo de resbalarse y lesionarse. Además el caucho granulado que se utiliza para rellenar el pasto sintético amortigua las caídas.

4-. Las canchas de pasto sintético tienen una vida útil más larga.

Tienen una mejor vida si se les hace un mantenimiento a diario que no requiere de mucho esfuerzo, pero si es importante para preservarlo. Además, cuentan con la garantía de resistir los rayos UV del sol por 6 años, para corroborar esto durante muchos años se han hecho pruebas que lo certifican. Periódicamente hay que hacer revisión de la arena sílice y también del caucho granulado, percatarse de que estén en niveles equilibrados para ayudar a mantener su apariencia.

Es de vital importancia asegurarse de que las canchas de pasto sintético tengan el caucho granulado requerido, ya que éste al amortiguar golpes y caídas reduce el riesgo de una lesión. El hecho de que haya caucho granulado también permitirá que los atletas tengan un mejor desempeño al momento del juego.

5-. Las canchas con pasto sintético son campos Eco-Friendly

La primera característica que se destaca es que las canchas de pasto sintético no requieren de riego diario, por lo tanto no se malgasta agua, además también es un producto que protege al medio ambiente porque al no necesitar de podadoras, no se gasta gasolina y tampoco se requiere de fertilizantes para su cuidado.

Actualmente para la construcción de cancha de pasto sintético se utiliza un tipo de pasto llamado Monofilamento 60 mm. El Monofilamento 60 mm es un producto recientemente desarrollado, con auténticas fibras de 60 mm, la nueva fibra, desarrollada en forma exclusiva, se diferencia de otras porque es fabricada mediante un proceso de extrusión de polietileno que resulta en una sola fibra monolítica. Podemos decir que este es un producto excelente para la construcción de cancha de pasto sintético.

Para la construcción de canchas de pasto sintetico tipo Monofilamento 60 mm, debemos tomar en cuenta los siguientes paso a seguir.

Permeabilidad: En la construcción de canchas de pasto sintetico, es muy importante que su permeabilidad sea la adecuada, es por ello que las fibras van tejidas a una membrana de polipropileno, 100% permeable, que permite el drenaje vertical del agua por el relleno y no necesite escurrir por la superficie. Drena hacia el sistema de evacuación de aguas por pendiente en la base, por lo que no requiere de tanta pendiente superficial (se recomienda sólo 0,5% para una mejor estética). Por lo mismo, también evita el desplazamiento del caucho de relleno hacia los laterales.

Instalación del pasto sintético: Este trabajo se inicia un vez que se haya chequeado que la base permeable cumple con las exigencias indicadas en el proyecto, que esté libre de cualquier deformación que pueda dañar la superficie siguiente.

Durante la construcción de canchas de pasto sintetico los rollos deben ser colocados de tal manera que se atraviese el lado más corto de de la cancha, lo que exige que las uniones del césped existan solo en una dirección. Se debe comenzar a tender la carpeta desde un extremo, cuidando que quede perfectamente tendida, esta podrá ser instalada mediante maquinaria especial o simplemente a mano, acción que necesitaría la participación de varias personas para un óptimo tendido.

Juntar los rollos: Los rollos generalmente tienen un ancho de 4 a 5 mt., lo que exige juntas para cubrir la totalidad del campo de juego, estas se realizan a medida que se va avanzando el trabajo. Se debe coser con doble costura, usándose un hielo especial recomendado por el fabricante.

Es de suma importancia que esta unión sea de buena calidad, de tal manera que sean casi imperceptibles por los deportistas, que no impida buen rodado del balón, así como el desplazamiento del deportista.

Bordeado de la cancha: En esta etapa se recomienda instalar un borde perimetral con solerilla de hormigón preformado, que sobresalga aprox. 1,5” del nivel de la base, para delimitar la cancha y contener el relleno de las fibras. A su vez, el sistema propuesto para fijar la carpeta, requiere de un perfil de madera tratada de 2”x1,5” que se puede fijar fácilmente a la solerilla con tornillos pasados antes de emboquillarlas.

Marcar de la cancha: Las líneas de marcación de la cancha, en el caso de la línea central y perímetro, vienen integradas o tejida a la carpeta en fibras blancas en un ancho reglamentario de 10cms. Toda la marcación reglamentaria adicional se instala “esquilando” la fibra, manteniendo sin cortar o debilitar la carpeta, para luego insertar la carpeta de fibra blanca en ancho de 10cms. adherida con un adhesivo asfáltico a alta temperatura (200 a 250ºC).

En caso de que la cancha se utilice para distintos deportes, el marcado se debe hacer con diferentes colores para cada deporte.

Relleno: Una vez tendida y marcada la totalidad de la carpeta sintética se debe proceder a rellenar con arena y caucho, lo que dará la terminación.

Relleno recomendado para monofilamento 60mm.: El relleno incorpora una fórmula única, patentada internacionalmente, en tres capas, que combina caucho granulado SBR negro, con arena de sílice lavada y seca, libre de polvo.

Este exclusivo sistema que mezcla el caucho granulado y arena, da como resultado una superficie con un óptimo índice de restitución de energía, mayor estabilidad y cualidades deportivas casi idénticas a una superficie de pasto natural. Estas cualidades se mantienen en cualquier condición climática y en el tiempo.

El proceso de rellenado se realiza con una maquinaria especial, de justa precisión, para garantizar uniformidad, dando como resultado una superficie óptima. Con una máquina esparcidora (de tolva con banda y cepillo) accionada y controlada hidráulicamente, se aplican alternativamente las capas de arena y caucho. Para hacer bajar, mezclar y emparejar el relleno, se intercala la aplicación de un cepillo rotatorio mecanizado de polipropileno, para terminar con un cepillado de arrastre.

El césped sintético para canchas se fabrica mediante el tejido de los filamentos sobre una base resistente (backing). El conjunto de tejidos se pasa por unas maquinas especiales que le aplican un recubrimiento (coating) generalmente de látex SBR y se realiza un posterior horneado que le confiere gran adherencia a las cerdas para que no se suelten de la base con el uso y tenga protección contra humedad.

 En las aplicaciones deportivas se busca que el césped sintético para canchas tenga características especiales tales como resistencia a los rayos UV, que sea libre de elementos tóxicos (como el plomo), que posea suavidad al roce de los jugadores para evitar quemaduras y raspaduras (pruebas de abrasión) y a la vez tenga resistencia al desgaste (prueba Lisport de desgaste) de acuerdo con la intensidad de uso requerida. 

Estas pruebas sobre el césped sintético para canchas constituyen una exclusiva herramienta de simulación del desgaste que permite llevar a cabo, con un grado de realismo máximo, pruebas de la resistencia, capaces de simular el desgaste de años de uso en pocos días.

La FIFA para dar licencia y certificar a una empresa fabricante de césped sintético para canchas cada vez se vuelve más estricta, en cuanto a prevenir lesiones se refiere, o para que los juegos se den en sus mejores condiciones. Es por ello que el césped sintético para canchas pasa por muchas pruebas antes de ser aprobado y pueda utilizarse para cualquier fin deportivo.

El primer césped sintético se instalo en 1965, en el entonces nuevo estadio Astrodomo, construido en Houston, Texas. El producto se popularizó enormemente y su uso llegó a ser extenso en los años 70. Fue instalado en los estadios cubiertos, pero también al aire libre, usándose fundamentalmente para canchas de béisbol y el fútbol americano en los Estados Unidos y Canadá. En los años 60 y 70 (y más actualmente) los estadios se construían muchas veces cubiertos, lo que obligaba a el uso del césped sintético. También cuando los estadios se convertían en espacios multidisciplinarios, lo que necesariamente exigía la instalación de un pavimento sintético multiuso. Pero también algunos estadios al aire libre eligieron jugar en superficies artificiales, tales como el césped sintético, éstos lo hicieron debido a la optimización de horas de uso y al reducido costo de mantenimiento.

Algunos clubes de fútbol en Europa instalaron superficies artificiales en los años 80. En algunos países varios campos de clubes profesionales habían adoptado los campos de césped sintético pero al ser campos no diseñados para la práctica del fútbol, consiguieron que el césped sintético se ganara una mala reputación entre los aficionados y especialmente en los jugadores. El césped sintético de los años 80 y 90 era una superficie más dura que el pasto natural, y se intuía que era una superficie que causaba más lesiones (y, particularmente, lesiones más serias) que con una superficie de pasto natural. Paulatinamente se volvía al césped natural. El uso del césped sintético fue prohibido por FIFA, UEFA y por muchas asociaciones nacionales de fútbol. Pero el césped continuó su importante desarrollo, las tecnologías relacionadas continuaron desarrollándose, aparecieron nuevas fibras, nuevos materiales. La labor de investigación y desarrollo fue intensa y con éxitos parciales.

A principios del siglo XXI, las nuevas superficies artificiales se desarrollaron usando el relleno de arena y caucho. Es la llamada “nueva generación”, o “tercera generación” de césped sintético. Son superficies que a menudo virtualmente son indistinguibles del pasto natural a cualquier distancia, y generalmente tan seguras de jugar como la superficie típica del pasto, incluso más seguras en condiciones extremas.

Muchos clubes que usaban antes césped sintético y superficies similares han instalado las nuevas superficies (fundamentalmente para instalaciones de entrenamiento o para las categorías inferiores), mientras que algunos clubes que han mantenido el pasto natural están reconsiderando el césped sintético. Las instituciones gobernantes del fútbol, en su ánimo de mejorar y difundir el deporte, y los diversos clubes europeos, en la incesante búsqueda de mejorar el juego y reducir los costes de mantenimiento está adoptando el césped sintético como una superficie perfectamente adecuada. La Federación Internacional incluso recomienda su uso en determinadas condiciones.

En chile el césped sintético fue conocido recién a principios del siglo XXI, cuando por primera vez se ejecuto un proyecto de mejora de cancha, implementándose este nuevo producto. Fue el Club deportivo Puerto Montt (el club de fútbol profesional más austral de Chile) que por las altas lluvias era un campo de juego en pésimas condiciones. Pero este tipo de superficie tiene una larga historia a nivel mundial, con alrededor de 50 años de uso.

El primer proyecto que se desarrolla en Chile fue en el año 2002, cuando el Club Deportivo Puerto Montt inaugura la primera cancha de césped sintético. Dado el buen comportamiento del campo de juego ante el clima y el alto tiempo de uso que se vio en esta cancha, fueron muchas las ciudades que se vieron entusiasmadas con contar un campo deportivo con estas características, es así que en la actualidad existe canchas de césped sintético en Osorno, Puerto Aysen, Valdivia, como en otras ciudades del norte centro y sur de Chile.

El césped sintético para canchas de fútbol es una aplicación esencial del pasto sintético y tiene la mayor influencia en la historia del desarrollo de toda la industria.

La evolución del césped sintético para canchas de fútbol ha sido llevada a cabo con la finalidad de ofrecer más comodidad y mejor rendimiento a la superficie de juego. Institutos internacionales como la FIFA, la UEFA y otros laboratorios expertos, han establecido las normas y métodos de ensayo para orientar y mejorar el rendimiento del césped sintético para canchas de fútbol.

Las empresas que venden césped sintético para canchas de fútbol han desarrollado gran variedad de modelos para satisfacer las normas internacionales para las cancha de fútbol. Las empresas titulares de la licencia de la FIFA ofrecen productos de calidad superior y un servicio profesional para los campos de fútbol.

Con el fin de que se ajuste a las condiciones climáticas extremas y el uso intensivo de los partidos de fútbol profesional, las empresas creadoras de césped sintético para canchas de fútbol también hacen énfasis en una mayor durabilidad y mayor resistencia a los rayos UV.

No es lo mismo fabricar un tapete para uso residencial o comercial que fabricar césped sintético para un uso deportivo tan exigente como el fútbol, por eso hay que buscar siempre que el fabricante del césped sea una empresa especializada en césped sintético deportivo con licencia y certificación de la FIFA.

En el césped sintético para canchas de fútbol rápido la circulación del balón es la más regular ya que el césped no forma agujeros, haciendo que el balón generalmente no haga movimientos extraños.  Al hallarse mojado este césped sintético para canchas de fútbol rápido, hace que aumente la velocidad del balón. Se habla de este césped, como el césped de los equipos modestos por su escaso costo en mantenimiento.

El fútbol rápido es un deporte mezclado con el fútbol tradicional y el fútbol sala. Tiene la característica que el balón está en constante movimiento ya que el campo de juego está delimitado por una pared. Una de sus modalidades es el fútbol para ciegos.

Entre las características de fútbol rápido podemos encontrar que los partidos se disputan en escenarios bajo techo, se juegan dos tiempos de 30 minutos cada uno, con una pausa de 15 minutos. La superficie del terreno de juego es de césped sintético para canchas de fútbol rápido , y el mismo es cercado, impide por tal motivo que el balón salga por los laterales, como así también al costado de los arcos. La medida de la cancha es de 42 × 22 m2, y cada equipo se compone por 10 o 15 jugadores por cada lado.

Desde hace un par de décadas están empezando a proliferar el césped sintético para canchas de fútbol rápido. Este pavimento que conlleva una inversión bastante grande para instalarlo, tiene unos costos de mantenimiento bastante bajos, además de una durabilidad en comparación con los de tierra o césped natural, lo que hace que su uso en la actualidad tenga más cotización que el césped natural.

El césped sintético para canchas de fútbol rápido en cuanto a las lesiones, esta posicionado como el campo que absorbe más las lesiones y las caídas en comparación con los campos de tierra o césped natural.