Caminar descalzos por el césped artificial

Caminar descalzos por el césped artificial puede llegar a ser una experiencia muy agradable. No importa si el césped artificial es de los que tienen fibras cortas y se trata de una cubierta tupida. En este caso, usted sentirá algo bastante intenso en sus plantas, algo así como un masaje estimulante, múltiples filamentos contundentes estimulando su circulación. Usted inclusive puede frotar sus pies contra este césped artificial, esto resultará muy terapéutico, tomando en cuenta que según la reflexología, todo el cuerpo humano tiene su resonancia en los pies.

Por otra parte, frotarse, no solo los pies, sino todo el cuerpo, activa la circulación y energiza mucho el organismo, además, usted puede aprovechar si es que el césped esta húmedo por una lluvia reciente o porque ha sido irrigado, para refrescarse en los días calurosos de verano.

Si el pasto artificial es de fibras más bien largas, caminar sobre él será una experiencia distinta, más bien como una caricia muy suave. Este pasto artificial puede, en este sentido, resultar muy relajante, sobre todo si está fresco y hace calor.

Tomando en cuenta esto, el pasto sintético puede ser, no solo ornamental y útil en su jardín o patio, sino también terapéutico y relajante, inclusive, usted puede tan solo comprar una alfombra de pasto sintético, e instalarlo en un salón o en la habitación destinada a su gimnasio personal o cuarto de relajación. Entonces, tendrá usted un masajista personal en su hermoso pasto terapéutico.

Lo mejor de todo, es que esta cubierta de pasto plástico no requerirá de podas, ni de riegos, ni de insecticidas, porque el pasto artificial no atrae ni alberga insectos, además, se trata de una cubierta que no produce alergias ni es tóxico, por lo que es segura para toda la familia, inclusive para niños y hasta mascotas.