El grass sintético como coadyuvante en el control de ácaros

El grass sintético es un revestimiento artificial muy versátil que tiene aplicaciones insospechadas por muchos, una de ellas es el de coadyuvante en el control de ácaros.

No olvides que algunos modelos de pasto necesitan de arena de sílice, no descuides en el mantenimiento confirmar que los niveles estén correctos.

Las garrapatas y pulgas son ácaros peligrosos y molestos que tienden a invadir jardines y casas siendo muy difícil erradicarlos, ya que su ciclo de reproducción es corto y se propagan rápidamente por zonas muy extensas.

El grass sintético es un producto que puede ayudarlo en el control de esta plaga, sobre todo en las zonas residenciales con jardines y mascotas.

Es muy difícil controlar y erradicar por completo a las garrapatas y a las pulgas una vez que han decidido anidar y reproducirse en una zona, pues tienden a expandir su territorio con rapidez y eficacia.

Las zonas residenciales son las más propensas dentro de la ciudad para el arraigamiento de esta clase de ácaros, sobre todo porque en ellas es común la presencia de mascotas que sirven de huésped y alimento para tan molestos y peligrosos animales.

Si bien no puede evitar que grandes áreas de su localidad se infecten sí puede contrarrestar esta plaga dentro de su hogar haciendo uso del césped artificial para cubrir espacios tanto exteriores como interiores, evitando que prosperen en su jardín y en su casa, protegiendo así a su familia y a sus mascotas de las molestias y enfermedades que producen.

El césped sintético residencial está elaborado a partir de materiales hipoalergénicos que, además, son bactericidas y evitan la reproducción de hongos, ácaros e insectos debajo y sobre su superficie.

Tanto garrapatas como pulgas requieren del contacto con la tierra para cumplir con parte de su ciclo de vida y reproducción pero, usando recubrimientos de césped artificial mantendrá aislado la superficie de tierra con una capa que puede ser de distintos materiales según el uso y el lugar que habrá de cubrir el grass sintético, impidiendo que los ácaros entren o salgan de la tierra hasta la superficie del césped sintético residencial y, aunque puedan llegar hasta allí desde otro lugar, no podrán anidar en esa zona, evitando que un visitante molesto se convierta en una plaga incontrolable.

El grass sintético es un producto al alcance de todos los bolsillos que se comercializa en variados modelos que se adaptan a cualquier superficie.

Su mantenimiento es sencillo, esporádico, sustentable y rentable; tratándose, además, de un producto seguro, higiénico, resistente y confiable para usted y los suyos.

Ofrecemos el mejor grass sintético del mercado en todo Chile: Santiago, Punta Arenas, Linares, Lo Barnechea, Osorno, Paine, Ovalle, Quillota, Peñaflor, Rengo, Quilpué y demás ciudades del territorio nacional.