El pasto artificial como barrera para los insectos

El pasto artificial es ideal para el jardín de su casa, si  usted es una persona a quien le encanta la naturaleza, pero no le gustan los insectos, o simplemente no desea tenerlos dentro de su casa. Los zancudos, las cucarachas, los grillos, los ciempiés, y otros pequeños animalitos, aman vivir y reproducirse entre las hojas de un  verde pasto, pero cuando se trata de un pasto artificial, ellos  pasan de largo en busca de un lugar más fértil para sus familias numerosas de bichos, así que usted y los suyos no correrán el riesgo de toparse con ellos, si  instala  pasto artificial, ya que con eso usted no estará fomentando el arribo a la seguridad de su hogar, de estos molestos pequeñuelos. Para comenzar, el pasto sintético no acumula agua, su sistema de drenaje de arena de sílice hace que el agua discurra, así que después de una lluvia, su pasto sintético estará seco casi de inmediato, lo que no será atractivo para zancudos y otros insectos que depositan larvas en medios acuáticos tras las lluvias. Además, el césped artificial no es para nada apetitoso para los insectos vegetarianos, ni para los depredadores que se alimenten de estos insectos vegetarianos, de manera que no habrá para ninguno de ellos, nada que buscar en su jardín de césped artificial.

Más interesante aún resulta el hecho de que usted, quien no soporta los insectos cerca de su hogar, no se verá obligado a fumigar su jardín. Simplemente no habrá necesidad de eso, lo que será beneficioso para su familia, la cual no estará en contacto con estos químicos que a la larga pueden producir alergias y de todas todas son tóxicos, de manera que no se verán forzados a salir por la puerta de atrás mientras pasa el efecto del repelente.