La elección del pasto artificial de acuerdo a su proyecto

Antes de comprar un pasto artificial, usted debe estar muy claro en el proyecto que desea desarrollar. En este sentido,  si el pasto artificial es para una cancha deportiva, céntrense en buscar un pasto artificial de alta densidad y de fibras cortas. Pensando en esto, lo mejor será que elija un pasto sintético resiliente, que resista muy bien un tránsito intenso y que esté diseñado para tener un sistema de drenaje optimo, que puede ser de arena de sílice con caucho. Esto, si no es posible un  pasto sintético de cuarta generación,  que no requiere ni de arena ni de caucho, aunque claro,  estos pastos plásticos  resultan bastante más costosos.

Pero si en cambio, su proyecto va dirigido más bien a un área de esparcimiento familiar, como un jardín o una terraza, o inclusive a un área de juego infantil, es muy  importante que el césped artificial  sea muy suave al tacto, y  no precisamente resiliente,  sino más bien dócil al contacto. En este caso, el césped artificial debería ser de fibras largas y por supuesto, sin relleno de caucho reciclado. Con la arena de sílice no habría inconveniente, pero el caucho picado aún está en estudio,  y se manejan ciertas controversias sobre su relación con la salud humana, así que lo mejor sería no emplearlo para estas áreas familiares de contacto íntimo como un balcón, un  jardín,  o el área de gateo de un bebe.

Por otra parte, si su proyecto implica un área interna como un salón, una guardería infantil o cualquier otro lugar techado, es recomendable que usted piense en una césped sintético tipo alfombra, porque claro, este tipo de pasto no requiere de relleno, ya que  su sistema de drenaje es la leve inclinación del suelo, que hace discurrir el agua para que no se acumule.