La estática, esa especial caricia de tu pasto artificial

Realmente resulta molesto, de reojo miras tu pasto artificial, vienes llegando de la oficina y caminas sobre esa hermosa cubierta verde que instalaste en el jardín de tu casa apenas semanas atrás. Te adentras, caminas un poco, y como te gusta tanto, hasta lo acaricias con la punta de tu zapato. Es entonces cuando ocurre, sientes el molesto calambre que sube desde tu pie hasta toda tu pierna. Se trata de ella, de la estática. No estás sólo,  muchos de los flamantes propietarios de jardines con pasto artificial, sufren las molestas descargas de la estática. Claro, el pasto artificial está elaborado con fibras plásticas que conducen electricidad estática, pero esto no es motivo para que desmanteles tu bello frente de pasto sintético, todo tiene solución, especialmente cuando se trata del pasto sintético, más aún cuando se refiere a esa especial cubierta verde que está embelleciendo tu jardín. Tú sabes, conoces de sobra sus bondades. Sabes que no tienes necesidad de regarlo, ni de podarlo, ni de colocarle insecticida. También sabes que da de qué hablar, que todos los vecinos tienen algo que decir de tu césped sintético, es más, sabes que esa vecina bonita que siempre mira hacia tu casa, no está interesada en ti, sino que se siente embelesada ante tu césped sintético. Con respecto al detalle de la estática, será suficiente con colocar arena de sílice como base de tu césped plástico, también da buenos resultados poner una viga de cobre clavada en él,  hacia el fondo, de manera que haga tierra dispersando así la energía. De resto no tienes por qué preocuparte, sigue esas recomendaciones y podrás volver a caminar sobre el jardín de tu casa, para  acariciar con la punta de tu zapato, esa bella cubierta verde.