Por qué es tan bonito el pasto sintético

El pasto sintético no solo aporta su funcionalidad práctica a esa cancha deportiva o a esa área residencial en la cual es instalado. El pasto sintético también contribuye con algo importante, bien sea que se instale en un área particular o en un espacio con fines comerciales. Esto es que el pasto sintético además de útil, es muy bonito.

Para comenzar, el pasto artificial tiene una apariencia perfecta, es decir, que es parejo en toda su extensión. El pasto artificial no tiene esas irregularidades que son tan propias de la naturaleza, en el césped sintético  no hay baches, ni protuberancias, tampoco presenta variaciones de color, ni peladuras.

El césped sintético tampoco almacenará agua en forma de charcos, claro, esto siempre y cuando el césped  sea instalado con el sistema de drenaje adecuado al tipo de pasto  del cual se trate. En este sentido, este tipo de cubierta suele ir acompañada con una base de arena de sílice que dejará correr el agua hacia abajo, además de que es preciso que sea instalada en una superficie que posea una pequeña pendiente, calculada para que el agua circule.

Además de  esto, el pasto plástico puede ser instalado en combinación con árboles, plantas naturales, piedras o piezas de madera a gusto del propietario. También se puede instalar en torno a fuentes de agua que le darían a la instalación un aspecto de frescura maravillosa.

Otro aspecto importante en lo que respecta al aspecto estético del pasto, es que se trata de una cubierta que viene en múltiple tonos de verde y también en varios colores. Es decir, que en el mercado se pueden encontrar pastos artificiales verdes, pero también azules, rojos, rojizos y hasta negros. Queda claro entonces que hay para todos los gustos y que se ajusta  a la creatividad del cliente.

Tenemos dos elementos importantes que algunos modelos de pasto sintético  necesitan: caucho reciclado y arena de sílice , contáctanos para mostrarte lo que tenemos a tu disposición.