Pasto Sintético Para Jardín

Uno de los aspectos a valorar a la hora de elegir un pasto artificial, es la resiliencia. Pero vamos a definir el término, qué significa realmente la resiliencia del pasto artificial. En general, la resiliencia de un material, viene dada por la capacidad que posee el mismo de retomar su forma original, tras ser sometido a una fuerza externa que procure doblarlo, estirarlo o comprimirlo. En cuanto al pasto artificial, esta resiliencia implica la elasticidad de las fibras, es decir, que la compresión que se le aplique al pasto sintético con el transito, o más bien  con las pisadas, lo deforme, sí, pero que esta deformidad sea reversible. En este sentido, el hecho de que  las fibras del pasto sintético  vuelvan  a su posición y forma anterior al impacto, tiene que ver directamente con la resiliencia.

Si lo que se está buscando, a la hora de elegir el césped sintético, es una mayor resiliencia, se debe optar por un césped sintético de fibras cortas. La resiliencia es importante si lo que se desea es un aspecto homogéneo y parejo en el césped plástico, como por ejemplo en el caso de una cancha deportiva, porque en estos casos, el césped es de algún modo parte del espectáculo, y conviene que resalte el juego y que ese pasto luzca inalterable, más bien como pasto recién cortado. También se obtiene una mayor resiliencia con pastos de mas densidad, porque las fibras se sostienen unas a otras ayudando a que cada hoja vuelva a su lugar con mucha facilidad.  

Por otra parte, si el pasto será instalado en un parque o área infantil, o simplemente un espacio destinado a hacer camping o a sentarse sobre él para descansar o retozar, las fibras más largas cederán a la presión y brindarán una mejor sensación táctil.

El pasto artificial es  más versátil de lo que muchos podrían llegar a pensar. En una fiesta para niños, por ejemplo, el pasto artificial podría inclusive subirse a las mesas. Sí, así como se lee, hay una tendencia orientada a instalar mesas de dulces y hasta la mesa en la cual se coloca la torta, sobre un mantel de pasto artificial. Muchas de las más prestigiosas  agencias que organizan fiestas, cuentan con esta  opción de cubiertas de pasto sintético, de hecho, para el arreglo y el montaje de las fiestas de los niños, estas agencias cuentan también con pasto sintético modular, o alfombras de césped sintético según el caso, para que los niños brinquen y salten  sobre el pasto plástico, y todos los invitados sientan que están en la naturaleza, aún estando en lugares cerrados como en un salón o en un patio interno.

Inclusive se pueden instalar parques inflables sobre el césped sintético, no hay, en este caso, ningún riesgo de que se rompan o se dañen estos artefactos de goma, ya que el césped artificial es un material bastante suave, que cede ante el peso de estas instalaciones inflables.

El césped plástico no atraerá insectos a la fiesta infantil, además, es hipoalergénico y no es en lo absoluto tóxico, de manera que en el caso de la mesa de dulces sobre  este césped, los padres pueden sentirse muy cómodos y tranquilos ante la cercanía de este material con los alimentos y bebidas que los pequeños ingerirán.

El césped artificial podrá ser disfrutado por todos los invitados, inclusive por los padres de los niños, quienes podrán tomar fotografías muy hermosas con el césped perfectamente verde como fondo, además,  ésta cubierta amortigua muy bien los impactos, así que todos estarán más tranquilos ante las normales caídas de los más pequeños.

El césped artificial no amerita ser regado como lo requiere el natural, sin embargo, resulta muy apropiado agregarle agua al  césped artificial, para que se mantenga fresco en épocas de mucho sol, como en verano, por ejemplo. Esto es recomendable más que todo para que al caminar o sentarnos sobre el césped artificial, el mismo se sienta fresco, ya que bajo un fuerte sol, el pasto sintético suele calentarse demasiado. Pero no se trata de un riego como tal. Si el pasto sintético no se riega jamás, no pasará nada, sin embargo, es recomendable lavarlo una vez cada seis meses con manguera y jabón suave. En todo caso, el riego del pasto artificial podría ser realizado una vez al mes, no solo por lo dicho, para que se mantenga fresco, sino para que luzca un verde más bonito, libre de manchas. La arena de sílice que sirve de drenaje al pasto artificial, acumulará el agua del riego, lo que resguardará su frescura. Esa arena podrá ser renovada una vez al año, ya que con las lluvias, esta arena va siendo arrastrada poco a poco, de manera que será adecuada esta reposición anual.

Por otro lado, es recomendable agregarle de vez en cuando un higienizante fungicida al pasto artificial, sobre todo en temporadas lluviosas, en lugares con alto índice de humedad ambiental, o en esos pastos plásticos ubicados en áreas de piscinas. Esto porque la humedad podría, en algunos casos, llegar a ser un medio propicio para la proliferación de hongos y bacterias.

Cuando se lave el pasto artificial, o cuando simplemente se le pase un cepillo para remover el polvo, esta cepillada debe ser hecha en dirección contraria a las fibras plásticas del césped, de manera que se logren remover todas las manchas, así como el polvo y la suciedad.  

Un laberinto de pasto sintético ahí, en su apreciado jardín, puede ser un toque muy original si es que usted desea salirse de lo común y sorprender a familiares y vecinos. Imagine en un área especial, un misterioso laberinto de muros verdes, un laberinto de pasto sintético que será además un espacio de juego para los niños, quienes se divertirán jugando a las escondidas en su laberinto de pasto sintético.

Pero es que además, imagine las paredes de su laberinto de pasto artificial, adornado con sus plantas favoritas, pueden ser bromelias u orquídeas, o inclusive plantas útiles para cocinar como romero, menta y hierbabuena, entonces tendrá usted ahí mismo, en su laberinto de pasto artificial, su propio herbario de condimentos naturales.

Usted puede instalar su laberinto de césped sintético, sobre un jardín de pasto natural, pero si decide hacerlo sobre un jardín de césped igualmente sintético, podrá olvidarse definitivamente de podas, resiembras, abonos y riegos. Tal vez de vez en cuando a usted le parezca que tanto su laberinto de césped sintético como el resto de su jardín, luzcan un poco sucios. Entonces, usted simplemente deberá lavarlo todo con manguera y si acaso un jabón suave, pero si el verdor tan solo luce un poco empolvado, será suficiente con una cepillada en dirección contraria a las fibras. Sea como sea, así estemos en un verano extremo o bajo el más crudo invierno, su laberinto  y su jardín, lucirán siempre verdes y atractivos, libre, por cierto, de insectos y demás pequeños animales no deseados como topos.  En este sentido, su laberinto de césped plástico no requerirá de fumigaciones, así que puede usted descartar el uso de sustancias químicas malolientes, que pueden llegar a producir alergia en los niños, irritaciones en personas adultas, e intoxicaciones peligrosas en las mascotas de la casa.

El pasto artificial es ideal para el jardín de su casa, si  usted es una persona a quien le encanta la naturaleza, pero no le gustan los insectos, o simplemente no desea tenerlos dentro de su casa. Los zancudos, las cucarachas, los grillos, los ciempiés, y otros pequeños animalitos, aman vivir y reproducirse entre las hojas de un  verde pasto, pero cuando se trata de un pasto artificial, ellos  pasan de largo en busca de un lugar más fértil para sus familias numerosas de bichos, así que usted y los suyos no correrán el riesgo de toparse con ellos, si  instala  pasto artificial, ya que con eso usted no estará fomentando el arribo a la seguridad de su hogar, de estos molestos pequeñuelos. Para comenzar, el pasto sintético no acumula agua, su sistema de drenaje de arena de sílice hace que el agua discurra, así que después de una lluvia, su pasto sintético estará seco casi de inmediato, lo que no será atractivo para zancudos y otros insectos que depositan larvas en medios acuáticos tras las lluvias. Además, el césped artificial no es para nada apetitoso para los insectos vegetarianos, ni para los depredadores que se alimenten de estos insectos vegetarianos, de manera que no habrá para ninguno de ellos, nada que buscar en su jardín de césped artificial.

Más interesante aún resulta el hecho de que usted, quien no soporta los insectos cerca de su hogar, no se verá obligado a fumigar su jardín. Simplemente no habrá necesidad de eso, lo que será beneficioso para su familia, la cual no estará en contacto con estos químicos que a la larga pueden producir alergias y de todas todas son tóxicos, de manera que no se verán forzados a salir por la puerta de atrás mientras pasa el efecto del repelente.

El pasto artificial debe estar en tu portafolio, si  eres propietario de un local destinado a celebrar bodas, o si simplemente te casarás en tu propia  casa, donde se llevarán a cabo tanto la celebración eclesiástica como la fiesta. Toda boda que tenga como fondo un  pasto artificial, está destinada a salir perfecta.

Primero que nada, en cuanto al altar y las sillas reservadas para  la celebración eclesiástica, el pasto plástico es un  material resistente, que no se estropeará por el impacto de este mobiliario, ni de los adornos, que también  pueden colocarse sobre el pasto sintético sin que el mismo se altere en lo más mínimo. Por otro lado, el pasto artificial se puede combinar  con recuadros o una plataforma de madera en la cual quedará ideal una pista de baile. El césped artificial, te ofrece la garantía de no ser inflamable, de manera que no hay peligro de que ocurra un incendio debido a un derrame, que tenga que ver con la cocina o un cigarrillo mal puesto.

La boda quedará hermosísima con una buena iluminación que reflejará el verdor del césped artificial, y será  impactante, si se reservan unos recuadros modulares para instalar un césped plástico rotulado con las iníciales de los novios.

Si el día anterior a la celebración, llueve, no habrá motivos para preocuparse ni para pensar en cambiar el día de la boda – lo cual podría ser de muy mala suerte – el grass sintético tiene la virtud de estar acompañado por un sistema de drenaje, que dejará correr el agua, quedando todo perfectamente seco para el gran día. Si eres propietario de un local destinado a estos eventos, terminada una boda, bastará con retirarlo todo para iniciar una nueva celebración casi enseguida, ya que el  pasto sintético  se limpia de una manera sorprendentemente fácil.

Muchas personas se preguntan, antes de decidirse por el pasto sintético, si el mismo será ignifugo o si por los contrario, se trata de un material inflamable. Ante la cuestión de cómo reacciona el pasto sintético ante el fuego, es muy importante que quien esté pensando en instalarlo en su residencia- bien sea dentro de la casa o en el jardín- sepa que se puede sentir tranquilo ante la posibilidad de un incendio, que pueda atentar contra su seguridad y la de su familia, pues el pasto sintético es ignifugo, es decir, que  repele la combustión, que es un material no inflamable.  En este sentido, el pasto artificial fue diseñado de esta forma, fue creado con materiales que poseen esta propiedad, y es lógico, de lo contrario no sería aprobado como lo ha sido, en todos los países del mundo, y en todos los continentes. Inclusive, el pasto artificial, ha sido aprobado por las más importantes organizaciones deportivas entre las que se encuentra la FIFA. Se trata, desde este punto de vista, de un producto que ofrece la seguridad de que no se incendiará con una chispa sin nada por el estilo. Es más, el césped artificial, ha servido de base en parques infantiles tanto privados, como patrocinados por alcaldías y municipios de diversos lugares del planeta, debido a su seguridad- una razón es que no es inflamable – y a la facilidad de su instalación y limpieza. El césped artificial es un material que resulta a la larga  económico, ya que no requiere de podas y de fumigaciones ni de abono, y ni hablar del ahorro del agua. El césped artificial no requiere de riegos, si acaso se le puede agregar un poco de agua de vez en cuando, esto no es necesario pero contribuye a que se mantenga fresco. 

El pasto sintético es más versátil de lo que muchas personas podrían imaginar. No solamente es bello y sirve para adornar espacios residenciales, clubs,  y para instalar canchas deportivas. El pasto sintético también tiene aplicaciones terapéuticas, que pueden ayudar mucho a pacientes neurológicos, niños con retardo sicomotor y niños con autismo, entre otros. Debido a las propiedades del pasto sintético, y a sus filamentos plásticos, este material estimula los receptores nerviosos que envían la información al cerebro sobre su ubicación en el espacio, la posición de los músculos, y todo lo referente a la coordinación y el equilibrio. Estos receptores se encuentran en la piel y  a nivel muscular, y son estimulados por el pasto artificial cuando la persona entra en contacto con esta superficie.

En el caso de un niño con retardo sicomotor, el terapeuta puede colocar al paciente sobre el pasto artificial, y estimular desde el rolado, el gateo, la posición sedente y hasta la marcha. El césped artificial, a través de las fibras plásticas, estimulará los receptores ubicados en la piel, propiciando que el cerebro reciba la información de lo que se está haciendo. Igualmente, en esos casos de niños con hipersensibilidad, El césped artificial puede ser de gran ayuda terapéutica, cuando el especialista coloca al pequeño sobre esta superficie, lo que elevaría en el niño sus niveles de tolerancia al contacto y a los estímulos externos. De ahí la recomendación a los centros de estimulación temprana y de terapia infantil, para que acondicionen un área con pasto artificial. Esta área será un agregado de gran utilidad para el centro en cuestión, que además será muy fácil y económico de armar, y a su vez sencillo de limpiar. Tan solo bastará una una cepillada semanal y de vez en cuando una lavada con agua y jabón suave.   

Practico y hermoso, el pasto sintético modular tiene una apariencia increíblemente natural, con el agregado de que es fácil de instalar y resulta ideal para espacios interiores como salones, habitaciones, gimnasios, áreas infantiles o centros de rehabilitación, pero también se puede instalar este pasto sintético modular, en terrazas, balcones y hasta en frentes de casas. Instalar este  de pasto sintético toma apenas unos minutos, además, no será preciso llamar a un experto en pasto artificial para que lo instale, el mismo cliente puede, junto  familiares y amigos, inclusive él solo, colocar en el área determinada su pasto artificial.

Otra  ventaja que tiene este césped artificial por módulos, es que se puede instalar en lugares muy pequeños, inclusive, se puede adquirir un pequeño cuadro de césped artificial para colocarlo a modo de bienvenida en la entrada de la casa, nada podría resultar más encantador que una pequeña alfombra de césped sintético al pie de nuestra puerta. Este tipo de pasto segmentado, puede ir adherido a una base. En este caso se colocan primero las bases, también modulares, y luego se pegarán los módulos de césped plástico.

Otra ventaja del pasto modular es que se puede trasladar de un lugar a otro, así que de la sala puede perfectamente ser mudado a un pasillo o a un balcón con gran facilidad, Además, el pasto del balcón no necesariamente debe ser verde – aunque verde es precioso y rememora a la naturaleza- el pasto plástico modular puede ser azul o color rojo coral, inclusive se puede jugar combinando los tonos, la creatividad del cliente es el límite.

Limpiar estas cubiertas modulares de pasto plástico resulta ser extraordinariamente fácil, de hacho cualquier miembro de la familia puede hacerlo, inclusive los niños, a quienes se les puede asignar como tarea cepillar el pasto cada quince días.

Con el pasto sintético, llevar un  cachorro a casa es una experiencia  doblemente  grata, primero que nada, ese pequeño  será, y ya desde un primer momento es, un miembro más de la familia. Así que valdrá la pena brindarle todo para que el hogar continúe en la santa paz en la que estaba antes de su llegada, de manera que todo transcurra como una experiencia muy  grata. El pasto sintético es ideal cuando se trata de un perro, ya que es un material  lavable, así que si el cachorro orina sobre esta  cubierta de pasto sintético, tan solo será necesario lavarlo con  agua y un jabón suave. Igualmente si el pequeño cachorro hace sus deposiciones sobre el pasto artificial, todo se puede recoger sin problemas para luego lavar el césped artificial que quedará como si nada. El césped artificial será una superficie ideal para que el cachorro corretee son los niños, quienes podrán jugar con él sin riesgos de picaduras de insectos sobre  el jardín de pasto artificial.

Lo mejor,  es que este pasto plástico no va a requerir de riegos ni de podas, tampoco será necesario abonarlo ni agregarle insecticida. Además, lucirá verde  todo el año independientemente de la estación en la que nos encontremos. Otro detalle  importante, es que en el caso de nuestro cachorro, no habrá peligro de que se suscite un encuentro entre él y un animal  silvestre como un topo, ya que estos roedores no pueden perforar el pasto  sintético. Ya sabemos que estos animalitos  suelen morder cuando se sienten amenazados, y si bien no representan un peligro mortal para nuestro pequeño nuevo cachorro, no querríamos de ningún modo que entre ese nuevo miembro de nuestra familia se tropiece con un topo malhumorado, y   ocurra una pelea dentro de la cual nuestro consentido resultaría mordido.

De manera que a la llegada del cachorro, continuará la paz de siempre, con nuestro bello pasto.

Cada día se está optando más por el pasto sintético para realizar decoraciones en lugares comerciales, áreas deportivas y en el hogar. Esto  debido a que el ritmo de hoy, exige  mucha velocidad, de manera que a veces las personas no desean esperar a ver germinar en el área elegida, a que el pasto natural germine y crezca, y es que el mundo está de prisa y no hay tiempo de sentarse a ver crecer la hierba.

En este sentido, el pasto sintético es  práctico, no sólo porque basta con acudir a una tienda especializada, elegir,  y comprar el pasto sintético por rollo, sino porque una vez instalado, no será preciso regarlo, ni podarlo, ni abonarlo, mucho menos agregarle insecticida. Al pasto artificial tan solo será necesario cepillarlo de vez en cuando o lavarlo con manguera, más nada.

Lo otro es que lo podemos instalar en áreas pequeñas como balcones, terrazas y hasta cubrir escaleras. Nada hay más decorativo que el pasto artificial, el cual funciona como jardín vertical, y se ve hermoso al borde de una piscina, además, viene en una variedad de colores, como para que se pueda jugar haciendo figuras con césped artificial,  integrando matices como el  rojo, el  negro, el azul y el verde. El césped artificial va bien en interiores y en exteriores, cuando hay niños y mascotas o cuando hay personas con discapacidad. Es confortable, brinda una sensación de frescura, y queda muy bello combinado con piedras o madera. En fin, es una remembranza de la naturaleza sin el trabajo que dan la poda y el riego, además, resulta un ahorro para el bolsillo, porque no habrá que gastar en agua ni en resiembras, de paso, no sufrirá alteraciones debido a lluvias o nevadas, tampoco se verá afectado por el sol inclemente del verano.    

Realmente resulta molesto, de reojo miras tu pasto artificial, vienes llegando de la oficina y caminas sobre esa hermosa cubierta verde que instalaste en el jardín de tu casa apenas semanas atrás. Te adentras, caminas un poco, y como te gusta tanto, hasta lo acaricias con la punta de tu zapato. Es entonces cuando ocurre, sientes el molesto calambre que sube desde tu pie hasta toda tu pierna. Se trata de ella, de la estática. No estás sólo,  muchos de los flamantes propietarios de jardines con pasto artificial, sufren las molestas descargas de la estática. Claro, el pasto artificial está elaborado con fibras plásticas que conducen electricidad estática, pero esto no es motivo para que desmanteles tu bello frente de pasto sintético, todo tiene solución, especialmente cuando se trata del pasto sintético, más aún cuando se refiere a esa especial cubierta verde que está embelleciendo tu jardín. Tú sabes, conoces de sobra sus bondades. Sabes que no tienes necesidad de regarlo, ni de podarlo, ni de colocarle insecticida. También sabes que da de qué hablar, que todos los vecinos tienen algo que decir de tu césped sintético, es más, sabes que esa vecina bonita que siempre mira hacia tu casa, no está interesada en ti, sino que se siente embelesada ante tu césped sintético. Con respecto al detalle de la estática, será suficiente con colocar arena de sílice como base de tu césped plástico, también da buenos resultados poner una viga de cobre clavada en él,  hacia el fondo, de manera que haga tierra dispersando así la energía. De resto no tienes por qué preocuparte, sigue esas recomendaciones y podrás volver a caminar sobre el jardín de tu casa, para  acariciar con la punta de tu zapato, esa bella cubierta verde.

Es cierto que el pasto sintético casi no hay no que tocarlo una vez instalado. Ahí radican sus mayores ventajas, en el hecho de que no hay que podarlo, ni es necesario abonarlo, es más, al pasto sintético ni siquiera será preciso regarlo, mucho menos agregarle insecticida para mantener alejadas las plagas. Entonces, ¿qué hay que hacerle? porque algo habrá que hacerle al pasto sintético. Es imposible, es increíble, que algo tan bonito como el césped sintético, que está hecho imitando a la naturaleza sin ser naturaleza, no requiera ni del más mínimo cuidado. Pues sí, requiere, como lo dicho, de mínimos cuidados.  Está claro que no será necesario podarlo, tampoco regarlo, ni abonarlo ni echarle repelente de insectos, pero sí será preciso cepillar el césped sintético al menos una vez al mes, todo dependerá de su uso. Es bueno aclarar que la cepillada del césped sintético deberá ser realizada en contra de las fibras para que quede parejo. En todo caso, si el propietario del césped artificial desea limpiarlo más profundamente, podrá lavarlo con manguera, con un cepillo y jabón suave. En las casas de venta de  césped artificial, suelen vender jabones especiales, estos jabones suelen ser ideales, porque limpian con delicadeza la cubierta y algunos inclusive vienen con aroma a pasto natural.

En ocasiones, cuando el clima ha estado muy húmedo, al pasto plástico le sale algo de hongos. Esto se nota como manchas oscuras entre las fibras. Claro, si el pasto está al borde de una piscina, el fungicida deberá ser empleado como norma de limpieza, es decir, regularmente, ya que es un material que va a estar expuesto a la humedad constantemente, bien sea porque los usuarios interactúan con él estando mojados, o porque les cae agua de la piscina. 

El pasto artificial para edificios, es ideal a la hora de buscar ahorro en los costos del condominio. En efecto, si tomamos en cuenta lo costoso que sería el mantenimiento de un pasto natural, lo que reportaría en la economía de los propietarios de los apartamentos el mantener bonitos los espacios verdes, entonces sabemos de lo que estamos hablando, de lo ventajoso que es instalar pasto artificial en un edifico.

Para comenzar, tenemos el ahorro del agua, ya que el pasto artificial no necesita ser regado. Tampoco será necesario contratar a un personal para que se encargue de la poda, mucho menos de la fumigación, ya que el césped artificial no atrae ni alberga insectos indeseados. Por otro lado, el césped artificial resulta muy higiénico, para su limpieza, bastará tan solo con una cepillada cada vez que lo requiera, esto según la intensidad del tránsito de personas por el área, pues no se ensuciará igual el césped artificial de un pasillo principal que el de una terraza. Si acaso de vez en cuando, el pasto sintético requerirá de una lavada con manguera y jabón suave. Otra ventaja es que el pasto sintético se puede instalar tanto en exteriores como en interiores, de manera que puede haber pasto sintético en el jardín frontal del edificio, en el área de la piscina en caso de haberla, en el pasque infantil o en el living y hasta dentro de los ascensores si así se desea.

Lo mejor de todo es que este pasto plástico resulta hermoso siempre, luciendo verde y bonito al tiempo en que da la sensación de naturaleza y frescura que se buscaría con el pasto verdadero, pero sin los inconvenientes de los insectos y el fuerte gasto que implicaría el mantenimiento de un pasto verdadero para los residentes y propietarios.   

El césped artificial puede ser empleado como fondo en el acuario para realzar la belleza del mismo. Esto es porque el césped artificial es un material no tóxico, es decir, que es seguro para la salud y la vida de los peces, además, el césped artificial no destiñe ni se descompone en el fondo del agua. Si se ha optado por colocar pasto artificial en un acuario, hay que tomar en cuenta que los peces no deben ser de esos que nadan en el fondo, ya que podrían lastimarse con las fibras sintéticas al desplazarse sobre estas, por lo demás no habría ningún inconveniente en colocar pasto artificial en un acuario.

Para limpiarlo, se procede normalmente, como se procedería con cualquier acuario, cambiando de lugar los peces en su propia agua para que no se estresen, y retirando cada elemento ornamental, incluyendo el pasto sintético que se le haya instalado, para lavarlo todo y luego retornarlo al acuario.

Para que el pasto sintético quede fijo en el fondo del acuario, se pueden colocar algunos elementos ornamentales de cierto peso en las esquinas y en el medio, de manera que el pasto instalado no se levante. No es recomendable ningún tipo de pegamento, ni siquiera de esos que normalmente se emplean para fijar el césped sintético  en cualquier otro tipo de ambiente, esto es porque no está comprobado que este tipo de resinas sean inocuos para los peces.

Ciertamente, muchas de las personas que crían peces prefieren hacerlo en medios lo más naturales posibles, sin embargo, vale decir que  con pasto artificial, los acuarios se ven muy bonitos, además de que se puede jugar con la gama de colores en los que vienen estos pastos plásticos, que van desde el verde grama, hasta el azul zafiro pasando por el rojo fresa.

Debido a su versatilidad, el pasto sintético es ideal para un centro de rehabilitación. En el área de fisioterapia de adultos, por ejemplo, particularmente en el área destinada al gimnasio, donde los pacientes realizan ejercicios, el pasto sintético es perfecto para la realización de actividades que requieren que el paciente esté acostado, bien sea para ejercitar miembros inferiores, superiores,  o ejercicios de tronco o abdominales. El pasto sintético es excelente  para la realización de ejercicios de relajación, bien sean grupales o individuales, en los casos de pacientes fibromialgicos, o con dolores crónicos o mialgias con componentes emocionales. 

En el área de fisioterapia infantil, también es ideal el césped artificial, bien sea para los pequeños  que requieren estimulación para facilitar las fases correspondientes al desarrollo evolutivo (rolado, gateo, etc.), para niños con déficits de motricidad gruesa (saltar, brincar, correr obstáculos…), o para pequeños que hayan sufrido algún traumatismo y deban recobrar  fuerza muscular.

En un área de rehabilitación para lesionados medulares, el césped artificial sería una superficie perfecta para que los pacientes realicen sus ejercicios de manera confortable, bien sea reptando, fortaleciendo miembros superiores con sus propios pesos corporales, y según el caso fortalezcan tronco.

En un centro de rehabilitación, el pasto artificial puede funcionar también para promover en los pacientes actividades colectivas de interacción que promuevan el bienestar físico a partir de la risa, como es el caso de la risoterapia, mediante la cual se facilita la producción de endorfinas que ayudan al control del dolor y acompañan la remisión de enfermedades crónicas como la artritis reumatoidea, la fibromialgia e inclusive el cáncer.

Un aspecto fundamental en todo centro dedicado a la salud, es que el paciente perciba el lugar como agradable y familiar. En este sentido, el pasto artificial, remite a la naturaleza, a un ambiente fresco y saludable.