Productos

Tal vez usted esté pensando en abaratar costos usando césped de pasto sintético usado.

Realmente si ha considerado esta posibilidad, debe tomar en cuenta que, si bien el precio de un pasto sintético de segunda mano puede llegar a resultar considerablemente inferior al precio de un pasto sintético nuevo, las ventajas de tener un pasto sintético usado tal vez no lleguen a compensar los beneficios de un pasto a estrenar.

Primero que nada, debe hacer un estudio personal de mercado, pregúntese realmente cuánto cuesta el pasto sintético nuevo.

En este sentido existen en el mercado varias marcas, además de que  hay pastos de varios grosores lo cual supone, desde luego variaciones en el costo.

Una vez que usted tenga claro realmente cuánto cuesta el pasto sintético nuevo, analice bien si es o no un buen negocio tratar de abaratar costos comprando un pasto sintético usado.

Primero que nada, tome en cuenta que estará comprando algo que no tendrá ninguna garantía, de manera que si a usted no le resulta, porque el material se encuentra deteriorado, está deforme, o de cualquier manera no se adapta a sus necesidades, o no resulta ser lo que le ofrecieron, no tendrá ninguna posibilidad de  demandar con éxito que le sea devuelto su dinero.

Recuerde que la mayoría de las marcas o empresas fabricantes de pasto sintético ofrecen de ocho a doce y hasta más años de garantía. 

Por otro lado, tome en cuenta que usted desconoce totalmente el uso que se le dio a ese pasto artificial, usted no podrá caminar descalzo o permitir que sus niños caminen descalzos a plena confianza, por un césped que podría tener bacterias o algún agente toxico o alergénico.

Por último, si usted se dirige a una empresa y adquiere su pasto nuevo, le ofrecerán apoyo técnico apropiado.