Golf

Cada vez es mayor el número de clubes, empresas y aficionados que instalan césped sintético en espacios destinados para jugar golf.

Los avances tecnológicos han permitido crear superficies con césped sintético para canchas más resistentes, aptas para que el golpeo se de en las mejores condiciones posibles. El pasto natural se deteriora con más rapidez, se pueden formar charcos de lodo si llueve demasiado o se puede secar si hace mucho calor.

Una adecuada superficie de césped sintético Chile en campos de golf se caracteriza por garantizar una perfecta rodadura de la bola, ser resistente a las prácticas de golpeo y soportar climas extremos, manteniendo el verdor y la textura del pasto natural por largos periodos de tiempo.

El mantenimiento que requieren las amplias extensiones de terreno de los campos de golf puede ser no sólo bastante complicado sino también poco rentable y sustentable.

Por ello, cada día son más los campos de golf que optan por instalar, total o parcialmente, césped sintético para canchas en estos espacios deportivos.

Las razones son abundantes pero pueden ser recogidas en unas cuantas palabras: calidad, productividad, resistencia, durabilidad, rentabilidad y sustentabilidad.

El césped sintético para campos de golf debe ser de altísima calidad para poder ser tomado en consideración como el recubrimiento de tan importantes espacios deportivos, como es el caso de muchos modelos de césped sintético Chile que han sido diseñados para cumplir con elevados estándares de calidad.

La productividad que ofrece el césped sintético a los campos de golf es imposible de superar por otros materiales, ya que, con este pasto artificial puede jugarse al golf las 24 horas del día los 365 días del año.

Se trata de un césped sintético resistente a las inclemencias del clima, a infinidad de productos químicos, al agua y a los rayos ultravioleta (UV).

Gracias a su comprobada resistencia no se decolora, deforma, desprende o arde. Tiene una vida útil larga siempre que se lleven a cabo, oportunamente, las tareas de mantenimiento que este tipo de espacios requieren.

El césped sintético para canchas de golf es de fácil y rentable mantenimiento. No requiere replantaciones, recortes o siegas, tampoco demanda riego por lo que se ahorra mucho en consumos de agua, no se quema ni seca en verano o a causa de zonas de sombra.

Se trata, pues, de un producto amigable con el medio ambiente que no necesita fertilizantes ni pesticidas, como tampoco el uso de maquinarias para su drenado y secado pues cuenta con un eficaz sistema de drenaje que impide los estancamientos de agua en la superficie.

Ofrecemos el pasto sintético para campos de golf de la más altísima calidad del mercado en todo Chile: San Antonio, Iquique, Lo Barnechea, Santiago, Antofagasta, Los Andes, San Carlos, Calama, Buin, Chillán y demás ciudades del territorio nacional.