Pasto Sintético Para Canchas

El césped sintético para canchas es un producto resistente y rentable que puede ser de mucha utilidad en los proyectos comunitarios y gubernamentales destinados a la construcción y rescate de canchas deportivas comunitarias, ya que ofrece una serie de ventajas relacionadas con el costo-beneficio respecto de otro tipo de recubrimientos para espacios deportivos.

Cuidar y conservar el pasto sintético  requiere de arena de sílice para el relleno y la amortiguación y el cuidado de sus filamentos.

El césped natural exige un sinfín de cuidados para mantenerse en óptimo estado, lo cual se traduce en importantes inversiones de tiempo, energía y dinero.

La construcción y rescate de las canchas deportivas comunitarias requiere de productos resistentes al tipo y cantidad de uso que pretende dársele a estos espacios comunes.

En este sentido, el césped sintético ofrece un máximo de resistencia y productividad sin la necesidad de grandes inversiones de tiempo y dinero, constituyendo un ahorro importante para la comunidad y su gobierno.

El césped sintético para canchas es altamente resistente al desgaste producido por el constante tránsito de personas, ya que ha sido diseñado para soportar el posible daño ocasionado por la práctica de diversos deportes. También es resistente al agua, al cloro, a la continua exposición a los rayos ultravioleta (UV) y a las inclemencias del clima.

Puede instalarse sobre cualquier tipo de superficies ya sea en espacios al aire libre o en interiores, la exposición a la luz solar no lo quema, derrite ni decolora y las zonas de sombra no generan la pérdida de espacios verdes como suele ocurrir con el pasto natural.

El césped sintético para canchas está dotado de un sistema de drenaje que puede absorber desde 30 hasta 60 litros por minuto por m², impidiendo así la formación de charcos en épocas de lluvia o ante el derramamiento de cualquier líquido sobre su superficie.

Es antideslizante, ofrece un mayor tracción y amortiguación, permitiendo pisadas más suaves y seguras, minimizando la posibilidad de accidentes y lesiones deportivas.

El césped sintético Chile no exige grandes inversiones de tiempo y dinero en su mantenimiento. Se debe cepillar con relativa frecuencia para remover la materia orgánica que se haya acumulado sobre él, no necesita riego, siega o recortes, tampoco requiere de replantaciones ni del uso de máquinas para su secado.

El césped sintético Chile tiene una larga vida útil que supera los 12 años de uso constante, ya que esta clase de césped sintético para canchas permite jugar las 24 horas del día los 365 días del año, aumentando la productividad de las mismas al máximo.

Estas son apenas unas pocas razones por las cuales el césped sintético es la mejor opción para recubrir las canchas deportivas comunitarias, tratándose de un producto de gran calidad, duradero, sustentable y mucho más rentable que cualquier otro, permitiendo a las comunidades y sus gobiernos construir o recuperar estos importantes espacios comunes destinados al deporte y mantenerlos en óptimas condiciones sin que ello implique grandes inversiones de tiempo y de dinero.

Ofrecemos el mejor césped sintético para canchas para su empresa en todo Chile: San Antonio, Viña del Mar, Santiago, Punta Arenas, San Felipe, Villa Alemana, Temuco, Rancagua, Quilpué, La Serena y demás ciudades del territorio nacional.