Terrazas

Pasto artificial ornamental para espacios reducidos. Para muchas personas que han vivido en casa durante toda su vida o cerca de la naturaleza y deciden emigrar a un departamento, con pocas posibilidades de formar un jardín o un patio de césped natural y rodearse de algún espacio verde, existe la opción de decorar una terraza con Pasto artificial ornamental.

Si necesitas arena de sílice para colocarla en tus espacios, puedes ponerla sin problema porque la nuestra es de la mejores ya sea que la pongas en el pasto o le des otros de los muchos usos que tiene.

El resultado que se espera depende del tipo de pasto sintético que se elija, las necesidades personales y gustos. Sin embargo, las ventajas de la alfombra de Pasto artificial ornamental son claras y destacables.

Una de las cualidades que ha posicionado al pasto sintético en el ámbito de la decoración y el paisajismo, es su aspecto natural y realista, la sensación agradable al tacto y la resistencia. La familia puede disfrutar sin peligro y con comodidades en toda época del año.

Asimismo, en un mundo ajetreado y con poco tiempo para el cuidado del jardín y los espacios naturales, el Pasto artificial ornamental se reconoce por su básico mantenimiento. No requiere fertilizantes ni podas, luciendo siempre como recién cortado. En este sentido, sólo es necesario mantener la limpieza del mismo, la cual se lleva a cabo con un poco de agua, la idea es remover el polvo o minerales que puedan quedar en las fibras.

Mientras que las hojas de los árboles que caigan, basuras o flores secas, pueden ser removidas fácilmente con la mano. En las zonas donde se posa peso o circulan flujos de personas es común notar que el pelo del pasto sintético queda aplastado, no obstante para volver a darle el cuerpo inicial sólo basta cepillar el césped sintético a contra pelo.

El ahorro de agua es significativo, dado que el Pasto artificial ornamental no necesita de riego en ninguna circunstancia. La terraza lucirá siempre con un aspecto fresco y cuidado.

La instalación es fácil y no necesita gran inversión de tiempo, dando por resultado una larga vida útil del pasto sintético, incluso de 10 años.