Residencial

El pasto sintético residencial es un recubrimiento práctico tanto para exteriores como para interiores, de fácil instalación, resistencia climática, seguro e higiénico, duradero y rentable que se adapta a todo tipo de espacios y superficies, ofreciendo una apariencia completamente natural, ideal para cubrir un sinfín de lugares, públicos y privados, como las áreas verdes comunes en centros empresariales y comerciales, en conjuntos residenciales y otros lugares afines.

Algunas áreas comunes en los conjuntos residenciales ofrecen diversos espacios recreativos para el disfrute de su pequeña o gran comunidad, dependiendo de la densidad poblacional de casa conjunto en particular; y, muchos de éstos están constituidos por áreas verdes que, habitualmente, suelen estar cubiertas con hierba natural. Sin embargo, el pasto natural requiere de innumerables cuidados que exigen una inversión de tiempo y dinero a considerar, además de requerir un alto consumo de agua como también el uso de pesticidas y fertilizantes que producen gases de efecto invernadero. En cambio, el pasto sintético residencial es un revestimiento que no demandará ningún tipo de riego, siega, recorte ni replantación, minimizando al máximo el consumo de agua dulce y la producción de gases contaminantes.

El materia de seguridad el grass sintético ofrece muchas ventajas frente al pasto natural pues posee una superficie antidesliz con excelente tracción y amortiguación que minimizan el riesgo de resbalones y caídas otorgando pisadas más firmes y suaves a los transeúntes; además, esta clase de grama artificial está elaborada con materiales hipoalergénicos que al contacto con la piel no producen ningún tipo de abrasión, alergia o irritación, permitiendo que todos disfruten por igual de una superficie mullida y segura para su salud.

Las áreas comunes en de los conjuntos residenciales y demás lugares afines generan una serie de gastos anuales que, en buena parte, son producto del mantenimiento de la hierba natural. Con el pasto sintético residencial tanto las continuas tareas de mantenimiento como los gastos excesivos que éste genera desaparecen casi por completo. El grass sintético no requiere de riego por lo que el consumo de agua destinado a tal fin ya no es necesario, manteniéndose verde durante todo el año indiferentemente del paso de las estaciones y demás inclemencias climáticas. Este tipo de grama artificial es un producto asequible para cualquier bolsillo, más aún cuando se calcula la rentabilidad de su mantenimiento.

Ofrecemos el mejor pasto sintético residencial del mercado para usted o para su empresa. Estamos en todo Chile: Santiago, Viña del Mar, Valparaíso, Talagante, San Carlos, Valdivia, Antofagasta, Punta Arenas, San Fernando, Rancagua, Quillota y demás ciudades del territorio nacional.