Parques

El pasto sintético se plantea como un material confortable, especialmente diseñado para ser suave al tacto, fresco y de considerables ventajas higiénicas. Brindando espacios seguros donde compartir con las familia, niños y hasta mascotas, es decir, paisajismo al alcance de todos.

En la cotidianidad moderna tener un césped natural impecable puede significar grandes costos, tanto monetarios como de tiempo. Este tipo de ornamentación necesita cortes, podas, fumigaciones y riegos constantes.

Si necesitas arena de sílice para colocarla en tus espacios, puedes ponerla sin problema porque la nuestra es de la mejores ya sea que la pongas en el pasto o le des otros de los muchos usos que tiene.

Sin embargo, el mercado mundial del paisajismo tiene una solución cómoda y eficiente para hermosear patios, jardines, terrazas, piscinas, entre otros.

Asimismo, la alfombra de césped artificial entrega una estética armoniosa, al no presentar manchas, desprendimientos o erosiones. No se decolora con los Rayos UV y tampoco se daña con los cambios climaticos bruscos.

Para seguridad de quien eligió el césped artificial para su proyecto ornamental, se ha comprobado a través de pruebas de fuerza y tolerancia - por parte de los fabricantes de pasto artificial - que el material tiene una gran proyección de vida útil, en el caso ornamental pueden considerarse casi 15 años de uso continuo.

Los diseñadores de pasto sintético han trabajado en ir aplicando tecnologías y elementos de vanguardia para otorgar mejoras significativas a la textura y visión del césped sintético. La única diferencia visual existente con el pasto natural es que al pasto sintético no se le desvanece ni se le destiñe el color según cambie la estación del año, siempre mantiene un profundo color verde.

Y para mantener su color y aspecto, la alfombra de pasto sintético no necesita riegos continuos y prolongados, tampoco ningún sistema de abono, cualidades que permiten un ahorro significativo y facilitan la tenencia de espacios de esparcimiento.

Cabe destacar que el no uso de productos químicos tóxicos necesarios para el mantenimiento del césped natural, colabora en la protección de la salud de su familia y el bienestar del medio ambiente.