Parques

Ventajas de la instalación de alfombras de césped artificial.

Desde el punto de vista estético, para tener un jardín que embellezca los espacios de nuestro hogar requerimos de la implementación de áreas verdes. Actualmente, los dueños de casa pueden optar por el sembrado de pasto natural o la instalación de alfombras de pasto sintético.

En este escenario resulta indispensable realizar un balance sobre las cualidades de cada material.

Tenemos la mejor arena de sílice del mercado. Ya sea que la utilices para el pasto o le des otro uso  con la arena. Porque la arena tiene muchos usos, como la arena de sand blast o arena de fundición.

Para comenzar hay que destacar que si lo que buscamos es un césped que luzca verde durante todo el año sin necesidad de llevar a cabo un trabajo que implique demasiado tiempo, el césped artificial es la alternativa.

Las alfombras de pasto sintético requieren de muy poca inversión en mantenimiento, su limpieza es relativamente fácil y no tiene necesidad de riego. Asimismo, es aplicable a cualquier tipo de superficie, sin necesidad de contar con luz natural. No almacena materiales que puedan provocar alergia o enfermadas respiratorias.

Por el contrario, el pasto natural requiere de diversos mantenimientos y cuidados, entre ellos fertilizantes, plaguicidas y herbicidas. Asimismo, demanda gran cantidad de agua y no es aplicable en cualquier superficie pues requiere de luz natural para su crecimiento. Su siembra puede resultar más barata aparentemente, no obstante con el tiempo los costos superan a la instalación de pasto sintético ornamental.

Respecto a la vida útil, el pasto natural necesita cada cierto tiempo de recambio, ya que factores climáticos como heladas y exceso de calor pueden provocar que se queme o manche la pigmentación del césped. En cambio, el pasto sintético ornamental no se decolora ni se mancha y se ha comprobado que su duración es de hasta diez años.

En lo que se refiere al drenado, ambos materiales actúan de igual forma, no permitiendo la inundación de las superficies por lluvia o exceso de agua. Pero es fundamental relevar que las alfombras de pasto sintético no dan cabida a la formación de colonias de insectos ni malezas provocadas por la humedad.