Pasto Sintético Para Jardín

Son muchas las ventajas que brindan los jardines de pasto sintético, si bien  es cierto que no hay nada como la naturaleza, los jardines de pasto sintético tienen la ventaja de que estarán verdes todo el año. Un pasto reseco o mal cuidado por muy natural que sea, podría hacer que el paisaje de nuestros  jardines no se vea precisamente hermoso. Por el contrario, los jardines de pasto sintético no tendrán peladuras ni áreas quemadas por el sol,  además, la instalación del pasto sintético es muy sencilla y una vez instalada, el jardín no requerirá de podas, ni de riegos, ni de pesticidas, aspectos últimos muy ventajosos para el medio ambiente.

Con respecto a eso del medio ambiente, en la instalación del pasto sintético  suele utilizarse como base de drenaje arena de sílice, lo cual hace que el pasto se sienta más confortable a las pisadas. También se ha utilizado junto a esta arena, un caucho para pasto sintético, que no es más que un compilado de neumáticos reciclados picados, hasta ahí suena perfecto por lo armónico que resulta para el medio ambiente. Pero en torno a este material, que ha sido muy empleado sobre todo en canchas de futbol,  surgieron algunos rumores sobre el hecho de que resultara cancerígeno. Los estudios al respecto  no han sido concluyentes, tan solo se ha declarado que tal vez exista un riesgo mínimo, pero en el caso de los jardines, de cualquier modo, sería preferible utilizar únicamente la arena de sílice y dejar por fuera el caucho para pasto sintético,  ya que el sílice es un material no cuestionado no alergenico y sumamente confortable.

En cuanto a la instalación del pasto sintético, en el caso de los jardines, esta puede perfectamente ser realizada por el propio usuario como en una especie de actividad recreativa.