Instalación y Mantenimiento

Cuando hablamos de pasto artificial, normalmente lo asociamos a canchas deportivas, como estadios de fútbol, de hockey u otros. Sin embargo, el pasto artificial es una gran opción para usarlo en jardines, terrazas, azoteas y hasta balcones de amplias dimensiones. Para darle el mejor de los usos debemos tener una buena y efectiva instalación de pasto artificial.

Es por ello que a continuación te mostraremos como debes hacer la instalación de pasto artificial.

Paso a paso para la instalación de pasto artificial:

Debemos prepara el lugar donde se hará la instalación del pasto artificial. Aparta muebles, maceteros y cualquier otro elemento, dejando la superficie libre de obstáculos. Luego, mide el espacio para hacer la compra exacta de los rollos de pasto artificial, o los cuadrados, estos los venden al igual que es pasto natural.

El pasto artificial se compra en tiendas que se dedican a la construcción, también en viveros y ventas de artículos de jardinería. Los hay de diferentes variedades, la diferencia la veremos en su presentación y también en su altura, en su color, y en sus requerimientos para el mantenimiento: los hay plásticos para interiores, acrílicos y sintéticos, estos dos últimos se utilizan regularmente en exteriores.

También debes comprar el material para su mantenimiento. Este se compone de grava y arena de río. En la zona donde harás la instalación del pasto artificial, crea un marco con varas metálicas o plásticas, rellénalo con la grava, prensándola con peso. Si haces la instalación del pasto artificial sobre tierra, es conveniente hacerlo sobre una malla anti-hierbas o anti-maleza.

La instalación de pasto artificial también se puede hacer sobre superficies duras, como cemento liso, cerámicas y baldosas, usando para ello cinta adhesiva para pasto artificial o cinta de doble contacto, de las que se utilizan para instalar alfombras.

Si la instalación de pasto artificial es sobre tierra o arena, primero debes rastrillar para eliminar hierbas. Luego, hay que compactar el terreno, alisándolo y dejándolo firme y parejo, y después poner por encima la malla anti-hierbas. Tras terminar este paso, vierte una mezcla de grava y arena de río (dos partes de grava por una parte de arena), y compacta nuevamente con peso. Esta mezcla permitirá un buen drenaje en casos de lluvia o de humedad.

Si la instalación de pasto artificial es sobre cemento, baldosas o cerámica, primero comienza por la creación de un marco de contención con no más de dos centímetros de espesor para evitar tropezarlo y a continuación vierte la mezcla de grava y arena.

Seguidamente, coloca los cuadros o extiende los rollos. Comienza por una esquina o un lateral, y ve cubriendo la superficie sin sobreponer las piezas de pasto artificial. Si debes realizar cortes, hazlos con un cúter, o un bisturí por el dorso del rollo, evitando recortar los hilos o la costura que sujetan las hojas artificiales.

Asegúrate de instalar todos los rollos en un mismo sentido, puesto que así el pasto se verá natural.